Archivos de etiquetas: Shakira

Shakira

033

Shakira es la única mujer de esta época a la que idolatro y a la cual he idolatrado por más de la mitad de mi vida. No recuerdo el momento justo, pero recuerdo que desde muy peque me sabía sus canciones y me encantaba cantarlas a todo pulmón en la sala de mi prima. Shakira siempre ha sido SHAKIRA para mi. Su música y sus letras han marcado mi vida en múltiples ocasiones, en diferentes etapas y diferentes sentimientos, es por eso que hoy  escribiré un poco más de ella y las canciones que me marcaron.

Si mi memoria no me falla (y eso casi nunca sucede) la primera canción que me aprendí de corazón de Shakira fue “Pies Descalzos” porque decía tanta cosa que tardé un siglo en aprendérmela de principio a fin, era un reto para mi.  Igual la de “¿Dónde Estás Corazón?” era un trabalenguas que me TENÍA que aprender. Tenía un gusto especial por ella, pero dado el caso que era una niña mocosa sin sentido común, no sabía que ese “gusto especial” eventualmente se iba a convertir en “Soy fan de Shakira”. Desde ese día sigo su carrera, disco tras disco, canción tras canción. En éste mismo disco viene “Antología” pero esa canción no me dio dos bofetadas hasta muchos años después.

En 1998 salió “¿Dónde Están Los Ladrones?”, el disco que contiene el 98% de canciones que Shakira escribió para marcar mi adolescencia.

Yo parecía tener una especial fascinación por esas canciones que me costaba la vida aprenderme, y “Ciega, Sordomuda” era una de ellas. Hoy, 14 años después, me la sé de corazón de principio a fin. Obviamente en el 98 a mis tiernos 13 años, las canciones me gustaban nomas por que sí, por su voz, por el ritmo y demás, a esa edad no estaba ni cerca a enamorarme o a creer que estaba enamorada, así que ni me proyectaba ni nada. Hoy a mis ya no tan tiernitos 27 años, después del amor y sus derivados, me proyecto con casi todas, contando ésta canción, es la canción que define lo que mi talón de Aquiles hace en mi.

En 1999 salió el sencillo “Inevitable” marcando así, el resto de mi vida. ¿Por qué? En primera porque a esa edad ya estaba más consciente de mis gustos musicales, ya sabía lo que era ser “fan” de alguien y ya había proclamado mi amor por la música de esta mujer. Oficialmente ya era “fan de Shakira”. En segunda, porque desde mediados de la década del 2000, digo que ésta canción es mi himno, me describe y habla de MÍ, yo lo sé. Y es MÍ canción de todas las canciones de Shakira (aunque diga que me proyecto y amo otras, ésta es LA canción).

En el 2000, meses previos a mis tiernitos 15 años, salió el Unplugged en MTV, para ese entonces aún veía televisión y ver MTV era algo así como una religión para mí, así que vi éste Unplugged una inhumana cantidad de veces,  pero no fue sino hasta el 2001 que le apliqué la misma dedicación al disco, cuando pasaba por mi “GRAN CRUSH” de mi vida (en la secu me había gustado un niño, pero mi crush de la prepa fue OTRO nivel). Así que obviamente todas las canciones hablaban de él, de ese hermoso semi-Dios griego que no sabía de mi existencia, yo estaba más que platónicamente enamorada de él (según yo).

Muchos años después (por no decir en el 2004/2005) por fin supe realmente lo que era estar ENAMORADA (sí, con todas las letras de esa palabra y en MAYÚSCULAS) y la primera vez que supe lo que realmente era estar con el CORAZÓN ROTO (igual, con todas las palabras y en MAYÚSCULAS). Fue entonces y sólo entonces, que comprendí lo que Antología quería decir. “Desarrollaste mi sentido del olfato” – “Me enseñaste a decir mentiras piadosas para poder verte a horas no adecuadas” – “A remplazar palabras por miradas” – “Y fue por ti lo que descubrí lo que es amar”. Y así, con Antología viví lo que ha sido mi primer (y creo único) amor.

Pero como con todo gran amor, también viene un gran desamor (muy pinche doloroso). Mi drama Shakespeareano llegaba a su fin cuando yo iba cumpliendo los 20. Lo curioso de todo esto, es que el sencillo “No” salió el 2 de Julio y estaba en todas las estaciones de radio a mi alrededor. Yo, con el corazón roto y una muy difícil decisión que tomar, la escuchaba una y otra vez, hasta que en Agosto pensé “No se puede dedicar el alma a acumular intentos” y luego el tétrico “Voy a pedirte que no vuelvas más”. Obviamente esta canción me trae recuerdos HORRIBLES y NUNCA la escucho por lo mismo, me llega hasta lo más profundo del carbón en mi pechito. Por 6 largos años, cada que me permitía escucharla (por mero masoquismo) me gustaba la frase “No esperes que te espere después de mis 26”, en el 2005, los 26 se veían lejos, MUY lejos, pero hoy, ya hace 7 meses que esa frase ya no aplica a mis 27 años.

Dado el caso de que Shakira se toma sus buenos años entre disco y disco, a finales del 2006 yo seguía escuchando “Fijación Oral” como el “disco del momento” de Shakira. Para esa época, apareció un niño, nada permanente, una historia muy corta de hecho, pero que marcó algo en mi vida, especialmente porque yo ya llevaba un año deprimida cual aferreitor que puedo llegar a ser y el le puso un poco de color a las cosas. Tanto él como yo andábamos con el corazón roto (two fucked ups) pero fue lindo (mientras duró… nada haha) y escuchaba mucho “Día De Enero” de Shakira (aunque no, no lo conocí en Enero). “Voy a curarte el alma en duelo, voy a dejarte como nuevo, y todo va a pasar, pronto verás el sol brillar, tu más que nadie merece ser feliz”. Y pues creo, aunque sea un poco, los dos nos hicimos un bien.

Muchos años después, en Octubre del 2009 salió el disco “Loba” y el sencillo con el mismo nombre. Ese mes y ese año, cambiaron mi vida. Llevaba años metida en un hoyo del cual parecía no querer salir. Loba es una de esas canciones de Shakira que todo el mundo desprecia, pero a mi me devolvió ese ánimo coqueto que había perdido. Ese año y ese mes conocí a un niño especial en toda la extensión de la palabra, un niño que sin saberlo me sacó del hoyo en el cual estaba metida (y con el simple hecho de ser parte de mi vida, porque aunque me fascinaba, jamás pasó nada con él). Los vestidos, las faldas y los tacones se convirtieron en mis aliados y el “Antes muerta que sencilla” se volvió mi motto en la vida. Recordé lo que era ser coqueta, recordé muchas cosas que había dejado en el pasado y mi vida cambió, así, sin aviso alguno. Por muchos meses mis amigos me decían “Loba”, cada que había luna llena tomaba una foto y la subía al Facebook con el famoso “Auuuu”, era una nueva y mejorada Majito (apodo que comencé a usar gracias al mencionado niño que me dijo “Tan bonito nombre y tu llamándote Chester, no me gusta”).

Para principios del 2010, viviendo ya la mejor etapa de mi vida, salió “Gitana”. Esa canción sin duda me trae recuerdos bonitos. Recuerdos del mejor 14 de Febrero en toda mi vida. Las mejores vacaciones de semana santa, mi mejor cumpleaños, lo mejor de TODO. Esta canción me recuerda a una etapa en mi vida en la que fui genuinamente feliz. Después de Loba, creo que fui Gitana, una Gitana muy muy feliz.

Para Octubre del 2010 (¿ya dije que ese fue el mejor año de mi vida?) llegó “Sale El Sol” el último disco de Shakira. El primer sencillo fue “Loca” nuevamente odiado por el mundo entero. A mi en lo personal este disco me gustó mucho,  este no me recordó lo que yo podía ser, no, con este disco disfruté lo que SABÍA que era. Así que iba en mi Chicharito escuchando “Loca” a todo volumen mientras me sentía indestructible. “Ella muere por ti, y tú por mi es que matas”.

El sencillo Addicted To You salió hasta Marzo del 2012, pero obviamente, yo ya amaba esa canción desde mucho antes, desde que salió el disco en el 2010, esta es de mis canciones felices, cada que la escucho sonrío. Esta canción es conocida como la canción “De Dos”, ¿Por qué?. Bueno, digamos que me recordaba a dos niños, el de la cara de niño con risa nerviosa (y los ojos con veta verdosa) y… otro… el de siempre hahaha o algo así.

Y para finalizar mi post con la historia de mi vida con canciones de Shakira que me han marcado, está “Lo Que Más”. Bueno, sería tonto tratar de explicar lo que un “Eres lo que más he querido, en la vida lo que más he querido” significa ¿no?. A veces en la vida, no importa cuantas veces unos caminos se crucen, uno simplemente debe abrir los ojos y reconocer cuando es momento de resignarse a que ciertas cosas nunca van a ser (no importa cuanto así lo quieras) y esta canción marcó ese momento para mi. “Que soy una mujer en el mundo que hizo todo lo que pudo, no te olvides ni un segundo…”.

Y hasta ahí quedamos. Me siguen pasando cosas y estoy segura que en los siguientes discos y en las siguientes canciones de Shakira igual encontraré algo que marque alguno de estos momentos, nunca falla. Ya veremos que irá pasando.