Archivos de etiquetas: Rob Bourdon

Chester Bennington

165824_424597214253512_1491576839_n

Éste tal vez sea el post más largo en mi historia, pero hoy quiero hablar sobre el ser humano, al cual yo considero (y no es broma) ‘el hombre de mi vida’. Creo el amor por él es obvio, se me nota y me desborda por los poros, pero creo nunca he escrito como nació. Así que hoy hablaré sobre Chester Bennington.

La información básica. Chester Charles Bennington nació en Phoenix Az, Estados Unidos el 20 de Marzo de 1976, sus padres se divorciaron cuando aún era un niño, nunca menciona a su madre, pero su padre, Arthur Lee Bennington es un policía retirado que no tenía mucho tiempo para él. Su hermano Brian, es 13 años mayor que él y también tiene dos medias hermanas que nunca menciona (hasta hace apenas dos años me vine a enterar que una de ellas se llama Tobi). Chester fue abusado sexualmente en su juventud. Su banda favorita de todos los tiempos siempre ha sido Stone Temple Pilots. En 1993, a sus 17 años, ya formaba parte de Grey Daze, banda que tiene dos discos Wake Me (1994) y No Sun Today (1997). Chester dejó la banda en el ’98 luego de varios conflictos, y en 1999, Chester se unió a Linkin Park. El 31 de Octubre del 96, a sus 20 años, se casó con su novia de ese entonces, Samantha. El 24 de Octubre del 2000, sale a la venta Hybrid Theory (el álbum debut que más copias ha vendido en el siglo XXI) lanzando a Linkin Park a la fama (lenta, pero segura).

2001. Es aquí donde por fin entro yo. MTV solía pasar videos musicales, y parte de la transmisión era Crawling de una banda nueva llamada Linkin Park, cuyo vocalista, un rubio que gritaba mucho, me llamó la atención, pero nunca hice nada por saber más. Mi primer comentario sobre ésta banda —que ignoraba totalmente cambiaría mi vida— fue “Asco Linkin Park, compra el de Limp Bizkit” cuando un compañero de la secundaria me preguntó qué disco debería comprarse ahora. Era una niña de 15 años con aún mucho por aprender. Ese verano cumplí 16 años, entré a la prepa, conocí gente nueva y mi vida cambió por completo.

Entré a la Preparatoria un Lunes, 3 de Septiembre del 2001. No llevaba ni una semana en ese nuevo lugar y ya me había topado cara a cara con él, el futuro hombre más especial en mi vida: Chester Bennington. A mi me gustaba un niño que tenía el cabello teñido de rubio y por alguna extraña razón mis amigos al verlo decían “Ahí se va Chester” y la curiosidad pudo más que yo, “¿Por qué le dicen Chester?” y fue entonces que mi primo y gran mentor musical, Coby, me mostró un poster de Chester.

ChesterBennington[El poster]

Lo reconocí, era el rubio que gritaba, y fue cuando comencé a aprender cosas. Mi primo me regaló una copia de su disco de Hybrid Theory —rayado en In The End y el rap comenzaba ‘One thi-thi-thi-thing’— que escuchaba una y otra vez sin parar, fue amor instantáneo. Para Octubre, ya me sabía todas las canciones, los nombres de todos en la banda —Mike, Rob, Brad, Joe, Phoenix— y lo básico de Chester. Sé que para Octubre ya estaba consolidada como “Fan Nueva” porque esperé con ansias el MTV World Premiere de su siguiente sencillo, In The End —salió el 9 de Octubre—, que ahora, en el mundo Linkin Parkesco, ese video es un clásico. Repito, yo tenía 16 años y él 25.

Eventualmente, mis amigos comenzaron a llamarme Chester y el nombre María José pasó a un segundo plano. Cuando me presento siempre digo “Hola, me llamo María, pero me dicen Chester” porque no sólo estoy más acostumbrada a ese nombre, también me gusta mucho. Al principio era raro que me llamaran con el nombre de un hombre, pero después de doce años de ser reconocida así, el nombre se volvió asexual. También, reacciono más rápido cuando la gente me llama Chester, ya van varias veces que me llaman “Majo, Majo *no escucho* Majo… CHESTER” y es cuando por fin volteo, no lo hago a propósito, de verdad ya es costumbre. Son pocas las personas que me llaman por mi nombre, usualmente, las que me conocen poco, porque hasta gente “nueva” en mi vida, eventualmente comenzaron a llamarme Chester igual. Lo he dicho varias veces, pero realmente quiero más a las personas que me llaman así, por el simple hecho, de que siento más confianza por las personas que no tienen pena de llamarme así. Mucha gente cree que me voy a enojar si me llaman así, y es todo lo contrario.

Su música me gustó muchísimo, la voz de Chester me parecía impresionante y las letras me ayudaban a drenar frustraciones típicas de cualquier adolescente a los dieciséis años. With You, siempre fue —y será por derechos de antigüedad— mi canción favorita. Runway igual era muy especial. Pero fue hasta que crecí un poco más que realmente entendí sus canciones, pero eso irá más adelante. No había nada de ese nuevo grupo que no me gustara.

1123453081_chesterandsam5aPero si había algo que mi adolescente y hormonal cerebro no entendía, era CÓMO un hombre tan bello —según mis ya enamorados ojos— como Chester Bennington podía estar casado con una hoooooooorrendaaaaaa como Samantha. Linkin Park tiene una canción llamada Runaway que dice la corta frase “Guilty by association” y es lo mejor que describe lo que sentía con respecto a Samantha, la odiaba por el simple hecho de ser FEA y estar casada con él, mi nuevo gran amor.

La odiaba, odiaba su nariz, su boca, su estilo siempre muy prostituesco, que tenía una voz chillona y cada que abría la boca parecía de las típicas bobotas con chichis grandes que con eso se arreglaban la vida. Mi percepción por Sam cambió mucho con los años, hoy por hoy, doce años después y una relación más cercana a ella (que luego explicaré) ya obviamente no la odio, de hecho, le tengo un cariño grande, pero sigo pensando que es muy bruta, sorry.

Al poco tiempo de mi gusto por él y mi odio por ella, me vine a enterar que mi rival de rivales estaba embarazada y su pequeño nacería en el 2002.  Ok, la odiaba, pero mi Chester iba a ser papá y yo, feliz. El 19 de Abril del 2002 nació —el que según yo, era— el primer hijo de Chester, Draven Sebastian Bennington [Dato Cultura Que A Nadie Le Importa: Escogieron el nombre Draven, por Eric Draven, El Cuervo]. El bebé era hermoso y una replica exacta del padre. Tengo una debilidad por los hombres que son buenos con los niños, así que verlo con su pequeño siempre me ablandó más el corazón por él.

En el 2002 compré mi primer DVD, Frat Party At The Pancake Festival, hasta la fecha, mi DVD favorito. No tiene nada de seriedad, son videos caseros de ellos de gira, en el aeropuerto, backstage, en el bus, y demás.  Me encantaba verlos interactuar, ser chicos normales y la risa de Chester, desde eso, me ha parecido la cosa más fascinante del mundo. Se ríe horrible pero es música para mis oídos.

Otra cosa curiosa, es que en el DVD, Chester muestra sus tatuajes (que ahí son como 7) y se ve todo su cuerpo casi limpio, o sea, se le ve la piel, ahora tiene toda la espalda, el pecho y los brazos llenos de tatuajes. Y digo con orgullo, que vi como se fue añadiendo el resto de sus ‘bebés’. Según ellos, no volverán a hacer un DVD así, pero tienen un canal en youtube llamado LPTV que cada determinado tiempo suben videos similares, de ellos viajando, backstage, en el estudio y demás. Siguen siendo igual de graciosos y lindos que hace 12 años, aunque ahora todos sean treintañeros y para Frat Party todos andaban en sus mid-20’s.

hqdefault

Linkin Park llegó a México el 2 de Marzo del 2002. Fue el día más triste de mi vida —de los vividos hasta los 16 años— la imagen es de la conferencia de prensa en vivo desde Telehit. Mi mamá no me dejó ir porque tenía exámenes y realmente, ella no quería ir conmigo, así que… lloré, lloré mucho y como si no hubiera un mañana. Vi toda la conferencia rodeada de kleenex y con la cara deformada de tanto llorar. Mi Chester estaba a unas horas de distancia y no lo pude ver. La banda le estaba abriendo a Korn, así que, con la finura que con la que México se caracteriza, trataron pa’l perro a Linkin Park, aunque ellos nunca se expresaron mal de nosotros, si mencionaron un par de veces en plan de broma, el mal trato que recibieron, pero siempre intentaron tomarlo con buen humor. Luego sabrán por qué ese pequeño detalle me disgustó en los años venideros.

Mi mamá creo pensó el gusto se me pasaría después de un tiempo y mi reclamo de “Por tú culpa no los vi” cesaría. Pero bueno, ¿qué más podía hacer?, así que el reclamo cesó, pero el gusto jamás se fue. El 25 de Marzo del 2003, un año después, sentada en la comodidad de mi cuarto escuché por primera vez uno de los discos más importantes en mi vida: Meteora. Nuevamente, lo escuché en el MTV World Premiere y estaba fascinada, fue amor a primera escuchada. El disco lo compré a primera hora, edición especial con DVD. Otro hermoso DVD de ellos grabando el disco, en la sesión de fotos y demás. De ese disco, por los años de los años, Lying From You ha sido mi canción favorita y… más adelante les contaré una bonita experiencia con ella. Si Hybrid Theory me servía para drenar frustraciones, Meteora definitivamente marcó mi vida, ayer, hoy y tal vez siempre. Hasta el día de hoy, escucho ese disco y encuentro no sólo recuerdos de mi adolescencia, si no, que vivencias de cuando era un poco más grande, y de ahora, que soy considerada un “adulto joven”. En pocas palabras, siempre que necesito un reajuste en mi realidad, recurro a Meteora.

0497De las curiosidades. Una vez estudiando Química en casa de mi primo Coby, al no entender nada, decidí por entretenerme pintándome los brazos con mis plumas nuevas. Negra, roja y azul, y qué mejor que las llamas que caracterizaban a mi Chester. Me fui a dormir, se me olvidó borrarlas, hasta el día siguiente que al levantarme la manga del sweater en media escuela me di cuenta de mis flamas gigantes en los brazos, corrí al baño a borrarlas, pero la neta, estaban geniales. [Ésto fue en el 2001]

A finales del 2002, por fin cambié mis horripilantes lentes de ñoña que tenía (uso lentes desde los 7 años) y me compré mis primerísimos lentes de armazón negro (que ahora son como que muy típicos de mi). Yo era feliz con mis lentes y por primera vez me dejé ver en público con lentes, los amaba. La sorpresa me la llevé en el 2003 cuando salió Somewhere I Belong, el primer sencillo de Linkin Park, donde Chester, por segunda vez, salía con lentes en un video (el primero fue Papercut) pero el tenía unos lentes tipo media luna que parecían de abuelita, así que ver unos lentes, literalmente idénticos a los míos en ÉL, emocionó a mi fanatical y adolescente corazón, obvio, quería sentir que teníamos gustos similares con nuestro estilo (which, we really did). Yo usé ese mismo armazón de lentes hasta los 21 años que pasaron a mejor vida y me compré otros… IDÉNTICOS. De verdad, lo mío son los lentes de armazón negros como los de Chester en la foto. De los 21 a los 27 tuve el clon de mis primeros lentes, hasta ahora que me compré unos diferentes, pero siguen siendo negros nomás para no perder la costumbre.

4
Ahora Chester es más “fashion”, pero antes, era un rockerito normal, siempre con estoperoles, cinturones gigantes, camisas de cuadros, collares de picos, lentes feos, cortes de cabello que pasaban de rape a moicanos, de rubio a pelirojo, mil piercings, tenía un lip-ring que me fascinaba (que eventualmente se quitó). Y el estilo de Chester ha cambiado camaleónicamente con los años.  Y aunque ahora es más “atractivo” al gusto general de las mujeres, a mi me gustaba muchísimo con sus camisas de cuadros, sus lentes y sus pantalones gigantes.

Yo, de Diciembre del 2002 a Septiembre del 2003, viví mi primer año Sabático. No conocía otra vida que no fuera estar en mi casa escuchando música o con mis amigos perdiendo el tiempo, pero en Septiembre del 2003, regresé a estudiar, pero ahora a una nueva Preparatoria. Estaba aterrada al cambio y muy decepcionada de tener que convivir con niños más pequeños que yo. Nunca he sido muy social, pero en ese entonces lo era mucho menos, así que los primeros días pasaron en total silencio en clase, viendo a la ventana y sólo platicando en el descanso con amigos que había hecho en mi antigua escuela. Hasta que un día a media clase comencé a escuchar “Chester, Chester” yo volteaba a ver, pero no me llamaban a mi, regresaba mi atención a la clase y nuevamente escuchaba “Chester” y me preguntaba “Alguien me conocerá de aquí?” pero en eso vi a un niño flaquito contestar “¿Qué pasó?”. No supe que sentir, según yo, mi apodo era super original y de repente me encontraba frente a otro individuo respondiendo al mismo nombre. A penas lo vi solo me acerqué a él, “Oye, estaba escuchando y oí que te dicen Chester… ¿Por qué?” “Aaaah, es que me gusta Linkin Park”. Y así fue como conocí a Benjamín. Nos hicimos los mejores amigos, y lo digo de manera literal, diez años después, sigue siendo mi mejor amigo. Obviamente, yo jamás llegué a decirle Chester y el a mi tampoco, pero eramos conocidos como “Los Chesters” e íbamos juntos a todos lados.

DSC02873

Benjamín  y yo eramos unos niños en toda la extensión de la palabra, pero con él, he pasado muchos de los mejores momentos de mi vida. Nos volvimos inseparables de manera instantánea, pero lo mejor, es que el comprendía mi gusto por Linkin Park, así que nos pasábamos tardes enteras viendo DVD’s, platicando sobre la banda, grabando nuestros propios videos chistosos (que aún hacemos) y siempre con nuestros interminables ‘chistes locales’ gracias a la banda, como cruzar la calle gritando “Daaanger, daaaanger”. Amábamos ver Live In Texas y cantar a todo pulmón. Soñábamos juntos con el día de por fin verlos en vivo. Y aunque nosotros nunca nos dijimos mutuamente Chester, nuestros amigos así nos conocen, así que cuando estoy con él y sus amigos le llaman, es una confusión horrible, porque siempre termino reaccionando al nombre.

A finales del 2004, Linkin Park sacó un Mash Up con Jay-Z llamado Collision Course, no era música nueva, pero al menos, escuchaba Numb/Encore por todas partes en la radio y me mantenía entretenida. La banda no sacó nada por varios años, éste disco con su respectivo DVD fue lo último nuevo que tuve de ellos por un largo tiempo.

Chester se divorció de Samantha en el 2005, justo en el momento en el cual yo iba pasando por mi primer corazón roto. Yo cumplía los 20 y él los 29, y así, los dos andábamos con nuestros corazones hechos pasita al mismo tiempo, aunque claro, una pseudo-relación de diez meses no se compara con un matrimonio de diez años. Pero el amor es amor y el dolor es dolor —aquí y en la gran China—, así que gracias a Dios, Chester escribió Let Down, conocida como la canción más escuchada por mi a finales del 2005. Fue una canción terapéutica para mi. Escucharla, deducir que Chester estaba mal, me hizo terminar de odiar a Samantha, pero si les soy muy muy sincera, muy en el fondo, estaba feliz con ese divorcio [hahaha ooops].

And the tears fall like rain
Down my face again
Oh the words you wouldn’t say
And the games you played
With my unfoolish heart
Oh I should have known this from the start

Oh the winter and spring
Going in hand in hand
Just like my love and pain
How the thought of you cuts deep within the vein
Oh this brand new skin stretched across scarred terrain

I don’t want to be let down
I don’t want to live my life again
Don’t want to be led down the same old road
So I don’t want to be let down
I don’t want to live my lies again
Don’t want to be led down the same old road

All those years down the drain
Love was not enough when you want everything
What I gave to you and now the end must start
Oh I should have listened to my heart

‘Cause I don’t want to be let down
I don’t want to live my life again
Don’t want to be led down the same old road
So I don’t want to be let down
I don’t want to live my lies again
Don’t want to be led down the same old road

Oh…

I don’t want to be let down
I don’t want to live my life again
Don’t want to be led down the same old road
So I don’t want to be let down
I don’t want to live my lies again
Don’t want to be led down the same old road

Para mi, Linkin Park es LINKIN PARK, pero a partir de ésta presentación, me fui dando cuenta, que Chester solo, también me gustaba. Para el MTV React Now del 2005, Chester cantó Home Sweet Home con Mötley Crüe, anteriormente, para el soundtrack de Queen of the Damned, Chester ya había trabajado con Jonathan Davis en la canción System (que sólo sale en el Soundtrack). Pero fue a partir del 2005 que me di cuenta, que para mi, resaltaba más el trabajo de Chester que el trabajo individual de los demás.. Mike sacó un disco llamado The Rising Tied con su grupo Fort Minor, lo escuché, me gustó y me gustó muchísimo, pero obviamente no creó tanto furor como el momento en el que Chester dijo que haría una banda con Amir Derakh y Ryan Shuck (con ellos canta en el video de arriba). Pero bueno, su banda fuera de Linkin Park estaba aún lejos de hacerse oficial (o sea, de sacar disco).

jay_paul

Para el 2006, yo ya estaba más que consolidada como fan de The Beatles, pero seguía al pie del cañón con Linkin Park, así que estaba feliz viendo los Grammys donde cantarían Numb/Encore con Jay-Z, cuando Mike le cambió el tono a la canción con el piano, lo noté raro, pero nunca me hubiera imaginado que Chester comenzaría a cantar Yesterday y que segundos más tarde Paul aparecería detrás del escenario. Ese día brinqué, grité, lloré, intenté cantar entre sollozos, pero simplemente no podía controlar mi emoción. Estaba orgullosa de ver a mi banda tocando con uno de los —a mi parecer— más grandes de la historia. Eran mis niños literalmente haciéndose hombres.

Mi orgullo por Chester cada vez es más grande, como ya dije, trabajó con Jonathan Davis, también en el Family Values del 2001 cantó con Stone Temple Pilots (junto a Scott Weiland), cantó con Paul McCartney, grabó una canción con Mötley Crüe, pero con los años se fueron agregando artistas a su lista de colaboraciones, más y más artistas lo llamaban para tocar con él. Él eventualmente tocó con The Doors [o más bien Ray Manzarek, Robbie Krieger, Slash y Perry Farrell] para el 40 aniversario de la banda en Noviembre del 2006, The Doors siendo otra de mis cuatro bandas favoritas, logró que mi orgullo por Chester en particular creciera aún más.

Existían mejores videos de Chester cantando en el 40 aniversario de The Doors, pero hoy, sólo pude encontrar éste. De verdad, no me cabe en el pecho lo bonito que siento cuando lo veo realizarse como artista, con su banda o como solista, para mi ÉL es lo máximo. También, en el KROQ’s Inland Invasion en el 2006, Chester cantó Man In The Box con Alice In Chains. Tengo un amigo que lo vive criticando, y a veces me dan ganas de decirle “¿Ves todas esas bandas que admiras? ESAS bandas lo llamaron para tocar con ellos”. O todos esos grandes artistas son unos estúpidos, o ya van aceptando que Chester Bennington es un cabrón con un CHINGO de talento [con todas mis palabrotas].

Para finales del 2006 [31 de Diciembre para ser exactos], mi niño se volvía a casar, yo no tenía ni idea de que tuviera novia, o sea, un día vi unas fotos de ellos dos juntos en un desfile y lo siguiente que supe, es que en Marzo del 2006, estaban teniendo a un bebé [el hermosísimo Tyler Lee], luego que se habían casado, entonces claro, mi alarma contra zorras comenzó a sonar, Chester ya siendo famoso, rico y con toda una carrera, pues temía que se topara con una típica golfa gold-digger. La susodicha era Talinda Bentley, ahora Bennington. La mujer guapísima, al menos, ya no sufría del “Chester está casado con una tipa más simplona que yo”, pero tampoco la tragaba del todo.

Luego vino el shock de mi vida, no sólo Chester se volvía a casar y acababa de tener un bebé, sino que mi idea de que Draven era su primer hijo, también se fue al caño, fue entonces, que se hizo pública la existencia de Jaime, el —ahora sí— hijo mayor de Chester. Jaime nació en Mayo del 96, entonces claro, me llegan las matemáticas, nació 5 meses antes de que se casara con Samantha. Demasiado para mi cerebro. También mi niño adoptó a Isaiah, el hermano de Jaime (aunque no es su hijo realmente) cosa que me causa conflicto, ya que la mamá de Jaime (la ya famosa Elka) está felizmente casada, ¿por qué el esposo no adoptó a Isaiah?. Anyway, de estarme acostumbrando a que Chester ya tenía dos hijos, de la noche a la mañana pasó a ser padre de cuatro. Y si hasta la fecha no me cabe en el cerebro, en el momento literalmente fue un shock.

En Mayo del 2007, después de cuatro años sin disco nuevo, Linkin Park saca a la venta Minutes To Midnight, el disco que dio el primer ‘cambio’ y que la gente comenzó a criticar.  A mis casi 22 años, yo ya había tenido un cambio personal, y que ellos cambiaran también fue algo que me gustó mucho. Chester tal vez dejó de gritar como antes (aunque no sé por qué dicen eso, ¿no han escuchado Given Up?). Yo iba en mi primer año de carrera luego de aún otro año sabático, un gran cambio en mi vida, nuevas personas, cierres emocionales, toda una nueva etapa para mi y todo un nuevo disco que escuchar y que definitivamente marcó esa época para mi y me ayudó mucho.  Ese año, para mi cumpleaños una amiga me regaló mi domain de chester-land.com (que eventualmente se convirtió en chester-land.net) y fue así como comencé de nuevo en el mundo de los fan sites (ah sí, no mencioné que comencé en el 2001, le paré en el 2004 y comencé de nuevo en el 2007). Anyway, mi página de Chester se volvió enorme, súper popular y yo vivía entretenida.

Para el Projekt Revolution del 2008 [Un fest creado por Linkin Park], Chris Cornell era parte del line up, él y Chester son muy buenos amigos y cantaban juntos Hunger Strike. Hoy en día, Chester es el padrino del hijo de Chris Cornell [o sea, son compadres, LITERAL].

A finales del 2009, la banda que había formado Chester desde el 2005, por fin sacaba su primer disco “Out of Ashes” la banda se llama Dead By Sunrise. Amé el disco de principio a fin, pero definitivamente, mi canción especial es Fire, aunque en este disco venga un versión oficial de Let Down, mi corazón hoy por hoy, le pertenece a ésta canción.

Por azares del destino y el hermoso, mágico y maravilloso Twitter, Talinda Bennington (la que masticaba pero no tragaba) un día dijo que quería hacer una página de recetas de cocina, yo, sabiendo que rechazaría la oferta, me ofrecí a ayudarla, pero grande fue mi sorpresa cuando a los cinco minutos ya me había seguido por twitter y me había mandado un DM. Para no hacer largo el cuento, le hice la página y mi sueño de toda la vida se hizo realidad: Chester Bennington supo de mi existencia. Gracias a la interacción y al hecho de que la conocí mucho más y que literalmente cumplió mi sueño, hoy en día, AMO a Talinda.

Yo envidiaba a todo ser humano que tenía la dicha de tener aunque sea un autógrafo de Chester porque sabía que era un 99.9% imposible que yo llegara a tener uno. Pero no contaba con ese 00.01% (más conocido como milagros). Talinda un día me mandó un correo preguntando por mi dirección porque quería enviarme algo, un día me dijo “En una semana te debe llegar”, pero a los pocos días me dijo “No, siempre no, será en una semana más, pero la espera valdrá la pena”. Yo no tenía ni idea de qué esperar, pensé entre un disco autografiado, no sé, una playera, algo así, sencillo pero autografiado por Chester que era lo que más esperaba.

El 22 de Diciembre del 2009, mis papás me despertaban sacudiendo mi cama al asentar un paquete ENORME en ella. Abrí los ojos y tardé en reaccionar. Cuando leí “Squire by Fender” mis ojos se comenzaron a llenar de lágrimas histéricas, “Mamá, creo me mandaron una guitarra” (o sea, el ‘creo’ fue lo que más me gustó, era obvio). Abrí el paquete entre risa, llanto, griterío y me topé con las firmas de TODA mi banda favorita y un mensaje escrito por Chester “Thank you for all of your help”, hasta el día de hoy, no supero ese día, la felicidad irracional, nada según yo, podía superar eso.

Yo trabajé en la página de Talinda por un año entero, actualizaba, checaba los correos, subía recetas y escogía las fotos y demás. Un día me dijo que si algún día decidía ver a Linkin Park en vivo, por favor le avisara, porque quería conocerme. Bueno, eso lo veía difícil porque no había gira y ellos tampoco venían a México, pero sólo porque la esposa del amor de mis amores quería conocerme, decidí que si salían de gira, viajaría para verlos.

En Septiembre del 2010, un año que marcó mucho mi vida, salió a la venta A Thousand Suns, un disco que sonaba totalmente diferente a Linkin Park, pero que a mi me ENCANTÓ y marcó otra etapa de mi vida. El disco anterior salió cuando yo apenas comenzaba la carrera, éste salió cuando la acababa y comenzaba a ejercer lo que estudié. De una u otra manera, ellos siempre han estado para mi en los grandes cambios de mi vida. Pero obvio, con disco nuevo, gira nueva.

Mi plan era ir al concierto de Los Angeles, pero por un par de eventos desafortunados, no llegué a tiempo y se vendieron todos los boletos, entonces, compré boletos para el concierto en San Jose, California para el 22 de Febrero del 2011. Apenas los compré le informé a Talinda que iría, ella dijo que haría todo lo posible por ir, pero nunca me dijo nada más. Yo era parte del LPU (club oficial) así que apliqué para ser parte del Meet & Greet. Pero hasta el LPU informaba a los ganadores unos días antes del concierto y para eso, aún faltaban meses. Los meses más lentos de mi vida.

Saqué mi visa, mi pasaporte, compré boletos de avión, vi hoteles, planeé el viaje y todo, pero los días parecían pasar lentísimo, nada podía realmente entretenerme. Faltan tres meses, dos meses y medio, dos meses, un mes, quince días y tres días antes de mi viaje, Talinda me envía un correo diciéndome que viera que hacer con los boletos que ya había comprado porque “Chester te separó un boleto para ti y tus acompañantes para el concierto en San Jose, para el Meet & Greet y se tomará una foto contigo”. MORÍ. Fue el viaje de mi vida.

Llegué a San Francisco, donde pasamos una noche (Mi mamá, mi amigo Jorge y yo), al día siguiente nos fuimos a San José, donde sería el concierto, pasamos una noche ahí y al día siguiente desde temprano comenzamos a arreglarnos, pero yo llevaba creo tres días sin dormir, uno, porque iría a Estados Unidos y siempre había querido ir, dos, conocería a mi banda favorita de todos los tiempos en un par de horas, no lo podía creer, nunca creo me di realmente cuenta de todo lo que estaba viviendo.

Cuando llegamos al HP Pavillion y leí el anuncio “Linkin Park Tonight” seguía sin creérmelo, estaba soñando, era demasiado bueno para ser verdad. Talinda me dijo que preguntara por mis boletos en la entrada, al principio me dijeron que no estaban, así que le mandé un correo y me dijo que tenía que esperar que llegara el grupo porque Chester los tenía, así que a esperar un poco más. Esperé y seguí esperando. Hasta que el tipo en la casilla levantó sus manos y me habló “They’re here” y me dio un sobre con mi nombre, mis boletos y mis pases de “Guest” para el Meet & Greet. Seguía en una nube.

Al entrar vimos a los otros fans miembros del LPU esperando para el M&G, entramos al cuartito donde sería, vi una mesa larga, como todas las miles de mesas que he visto en los M&G en los episodios del LPTV, vi una manta que decía Linkin Park con la portada de A Thousand Suns y vi 6 plumones sharpie frente a 6 sillas, y ni así me caía el veinte de que en cualquier minuto vería entrar por la puerta a la banda de mi vida. Chicos del crew platicaron con nosotros, nos dijeron las reglas, hicieron concursos, gané una bolsita con pins al contestar correctamente todos los discos de Linkin Park (según, sólo querían los discos, sin importar el orden, pero los enliste todos, estudio, remixes, live, etc, en orden cronológico) y gané. Mis nervios se habían calmado un poco, pero en eso, abren la puerta, pasa Brad, la cierran, Brad comienza a bromear con nosotros abriendo y cerrando la puerta, apareciendo y desapareciendo, una vez se abre la puerta y es Chester el que está parado ahí, entonces claro, ME CAYÓ EL VEINTE.

DSC00071

Mis manos comenzaron a temblar, grité, pero no lloré [ni por Chester lloro en público, gracias]. No creía lo que mis ojos veían, entonces la banda entra y toman sus lugares, y ahí estaba. Chester Charles Bennington más conocido por mis arranques emocionales como “Mi gordito”, sentado frente a mi, jugando con su sharpie, gira la cabeza, ve al rededor, observa a las personas en el cuarto, se me queda viendo con cara de “Te conozco” y entonces pasa, me sonríe. Chester, él, la persona que veía como un semi-Dios mitológico salido de cuentos, él estaba frente a mi, sonriéndome. Ese momento está grabado en un video, pero no lo publicaré por el simple hecho de que no quieren escuchar como me da una embolia, o bueno, ya avisados, pueden ver el video aquí.

Esperaba frente a Chester pacientemente a que los demás en la fila pasaran por su autógrafo, es como un menú, pasas, te firman y regresas a tu lugar, según tengo entendido, es una firma por persona (o eso nos dijeron). No sé como fui capaz de separar mis ojos de él, pero en eso, volteo a ver a la puerta de entrada y ahí está parada, buscando a alguien, la persona que hizo todo esto posible: Talinda.

Corrí a ella y llamé a mi mamá y  a Jorge, con toda la euforia se me olvidó mi pena de hablar Inglés, se me olvidó que era una mujer a la cual sólo había visto en fotos y que estaba casada con el gran amor de mis amores, la saludé, la abracé, platiqué con ella como si la conociera de años, ella igual me saludó siempre muy familiarizada, me trató de lujo, me dio las gracias, le di su regalo (un libro de recetas yucatecas) y le encantó porque traía fotos, me preguntó como me la estaba pasando, yo estaba histérica, no lo podía creer aún.

Estaba platicando con ella, cuando uno de los chicos del crew me llamó, eramos los últimos en la fila y si queríamos pasar, era el momento de hacerlo. Me despedí de Talinda agradeciéndole mil veces todo lo que había hecho por mi, la abracé fuerte y me fui a la fila. Pasé, primero era Rob, yo ya tenía la euforia de platicar con Talinda y haber sobrevivido, o en sí, la euforia me tenía como alcoholizada, cero inhibiciones, así que cuando me saludó, platiqué con él, me preguntó si era la primera vez que los vería en vivo y le dije que sí, que había viajado desde México y que había esperado diez años por este concierto, su cara le cambió, levantó las cejas en asombro, hizo la carita de not bad y me dijo “Oh, I hope you have fun then, I hope we don’t dissapoint you/let you down (o algo así)” le dije que eso era imposible y así me decía algo y le contestaba, me sonrió, me dio la mano y se la apreté, el siguiente era Mike, pero como que yo no dejaba de platicar con Rob, le expliqué que mi mamá no hablaba Español mientras ella pasaba frente a él para que le firme su poster (que nos dieron ahí) a mi me firmó mi booklet del tour, anyway, cuando llegué a Mike, el estaba viendo al otro lado, así que cuando me tuvo en frente volteó a verme con una sonrisa enorme y me saludó, yo creo puse cara de idiota porque no quitó esa sonrisa enorme, “Hi, how are you?” mientras firmaba mi booklet y de nuevo el choro del concierto, igual me deseó suerte y me apretó la mano, mientras estaba con Mike le dije a Rob “By the way, my mom loves you” el sonrió apenado y dijo “Oh, thanks” (apené a Rob Bourdon like a fucking Boss). Y Rob, cual lindo que es, me dijo que le dijera a mi mamá que Brad hablaba Español, lo amé más después de eso. Y luego de Mike seguía Joe, pero en lo que yo me seguía saltando gente para seguir conversando con Rob o Mike, al voltear a ver a Joe, yo esperaba que me firme mi poster, le dije “Hi” y el “Hello”, lo veo, me ve, lo veo, me ve, hasta que mira hacia abajo y me enseña que ya había firmado mi booklet y yo “Oh, I’m sorry” se rió y siguió con su vida y yo seguí la fila. PHOENIX. Irónicamente, Phoenix no da tanto auge fuera del mundo de los fans, creo pocos saben su nombre, pero fue el único con el que no pude hablar por los meros nervios, sólo me acerqué y le dije “You rock”, cual fan estúpida, el se rió, me dijo gracias, firmó mi booklet, me dio la mano y yo seguía sonriendo como retrasada mental mientras se la estrechaba.

chestermng4

Luego, el momento más esperado por mi en los últimos diez años de mi vida, el momento en el que tendría a Chester Bennington frente a mi, cara a cara y que podría hablar con él (obviamente, jamás pensé que eso llegaría a pasar NUNCA). Pero pasó, en ese preciso momento estaba pasando. Como verán, llegué levantando mi mano y diciendo “Hiiiii” como idiota, y él me miraba a mi, a MI. Me sonrió, le dije “I’m… ChesterDEAN, Maria” “Heeey, I’m glad to finally meet you -firma mi booklet- thanks for all you’ve done” le dije que no era nada, que gracias a él y me incliné en la mesita “Can I ask you one last favor?” “Sure” “Can you sign this for me?” y le mostré una hoja de papel con un dibujo, el se quedó viendo el dibujo y le dije “It’s a tattoo I’m getting” “Oh, cool” y lo firmó.  Le volví a dar las gracias y me dijo “Have fun tonight” “I will” me dio la mano (que es excepcionalmente suave) y seguí con Brad. El cual me saludó, no le di la mano, ni el me dio la suya, firmó mi booklet, y estaba en eso cuando llegó mi mamá que no tardó mucho con Chester y Brad, o sea, BRAD DELSON comenzó a decirle cosas a mi mamá en español, “Hola, cómo está? Diviertanse” literalmente morí, simplemente, no podía amar más a esa banda.

chestermng3Talinda me había dicho que Chester se tomaría una foto conmigo, que sólo tenía que pedirla, pero, creo fue bloqueo emocional, llevo dos años pateandome por eso, pero no se la pedí. Cuando nos agrupamos todos para la foto que toma siempre el club de fans, recordé que tenía aún el regalo de Chester en la bolsa de mi pantalón, así que lo llamé “Chester” (no sé de donde saqué el valor, ni a un niño que me gusta logro llamarlo así), el caso es que el volteó a verme “Uhm?” “This is for you” “Oh, thanks” y se inclinó junto a mi para la foto, no tengo una foto sólo con él, pero, está a mi lado. Majito mala suerte, la foto sale borrosa, pero no importa, mi memoria fotográfica no me dejará nunca olvidar mi guerra interna entre “Lo abrazo, no lo abrazo, lo abrazo, no lo abrazo, chinguesumadre, lo abrazo” y asenté mi mano en su espalda para la foto, su espalda duuuuura de hombre hahaha. El mejor recuerdo de mi vida entera.

Chester se levantó, dijo adiós y toda la banda se fue. Salí del cuartito y revisé mi celular antes de entrar al estadio, tenía un PIN nuevo en mi BB, “Ya lo conociste?” y fue entonces, en ese momento, en el que me cayó el veinte y saqué las primeras lagrimas de la noche. Las veces que fantaseaba con el momento de conocerlo, siempre imaginaba que me daba un ataque de pánico, que no hablaba, que no me movía, que lloraba histéricamente, o algo igual de vergonzoso, pero no, mantuve la calma y me comporté bien, fue PERFECTO.

Mis lugares en el concierto eran “behind stage”, o osea, no enfrente si no que a un lado, veía perfectamente y Chester iba mucho hacia ese lado. Abrieron el concierto con Faint, dios, mis canciones viejas, luego Lying From You, una de las especiales, sentía presión en mi estómago. Esa noche grité más que nunca, canté tan fuerte como mis pulmones me dejaban, brinqué, estaba en otro mundo, pero no fue sino hasta el último set donde tocaron Papercut, Crawling y cerraron con One Step Closer, que eran las canciones que estaban de moda cuando supe de su existencia, que me quebré en llanto, o sea, gritaba y cantaba pero con las mejillas bañadas en lágrimas. Eran ellos, después de diez años estaba ahí, viéndolos en vivo, coreando con ellos las canciones que marcaron mi vida. Definitivamente, la mejor noche en la historia de mi vida hasta el día de hoy.

Talinda, para esa noche, sin yo saber, ya estaba embarazada. Un tiempo después, de sorpresa, dieron la noticia de que Talinda tendría gemelas. Por fin, Chester tendría a sus niñas. Lily y Lila. Gracias a Facebook vi las fotos del primer cumpleaños de las niñas, una es IDÉNTICA a Chester, la otra a Talinda, son hermosas. Y por mis trapecios mentales y emocionales, lloré como una estúpida el día que vi las fotos, es tan bonito verlo en su papel de papá, ya tan maduro. Y bueno, en total, mi niño tiene ya 6 hijos.

Para Junio del año pasado, sacaron Living Things, su último album de estudio hasta la fecha, dicen que andan trabajando ya en uno nuevo y que tal vez pronto nos llevemos la sorpresa de tener un disco nuevo. En Living Things mi favorita es Powerless, la potencia vocal de Chester no se mide sólo en gritos y en esta canción su voz dulce se lleva el premio. Una vez puse en Facebook “El último Powerless me dan ganas de darle a Chester otro hijo”.

Y aunque éste disco no me llegó tanto como todos los anteriores, me gustó mucho, es diferente y disfruto escuchándolo, estando a solas, en mi iPod. Para mi, ellos son lo máximo.

El 18 de Mayo de éste año se publicó la noticia de que Chester Bennington ocuparía el lugar de Scott Weiland como vocalista de Stone Temple Pilots. Primero fue una presentación. Luego que tenían grabada una canción. Ahora que planean disco y gira. A los fans de Linkin Park ésto se nos hace una SÚPER noticia, porque Chester toda su vida fue fan de STP, o sea, para Chester cantar con ellos, es lo que para mi sería cantar con Linkin Park, así de grande.

Yo en lo personal, no tengo palabras para describir lo orgullosa que estoy de él, es un gran paso en su carrera, no planea dejar Linkin Park, simplemente él está creciendo como músico y experimentando cosas nuevas, pero nunca falta el ignorante que critica por criticar, porque le reventaron su burbuja y se pone bélico a la primera señal de cambio. Intento no tomar los comentarios de manera personal, pero pues, es un hombre, al cual por los últimos años de mi vida he llamado “mi gordo”, obvio es feo leer a estúpidos hablotear de él como si supieran. Porque si supieran al menos la mitad de su carrera artística y no se basaran en el comentario mente-cerrada de “Meteora fue su último buen album” entonces, notarían que él es un buen músico. No estoy diciendo que esté bien que ocupe el lugar de Scott Weiland, pero la misma banda decidió sacarlo de ella, y los demás, porque STP no sólo es Scott Weiland, decidieron llamar a Chester, y si lo hicieron, creo yo, es porque vieron un talento en él que pocos (mentes-cerradas) ven. Pero bueno, eso no me importa. Yo estoy que desbordo orgullo por los poros por él. Al final, sólo va a grabar un disco con ellos, una gira y volverá a su banda, donde pertenece, con quienes ha grabado 5 discos y con los que ha estado en los últimos 14 años de su vida. Stone Temple Pilots sacaron a su vocalista, sin Chester no sacarían ya nunca más discos, tal vez, para mucho eso sea lo mejor, pero bueno, que mi gordo mientras se divierta con su banda favorita haciendo lo que más le gusta, y al que no le guste, que se amargue solo.

Después de 12 años de tenerlos en mi vida de manera directa e indirecta, no recuerdo cómo era mi vida sin ellos, son la banda de mi vida y Chester el hombre de mi vida (aunque le duela a mi futuro marido). Lo vi crecer y crecí con su música, ha estado en las buenas y en las malas por más de una década, su música siempre llegando en el momento indicado, literalmente, me hace una persona más feliz. Y bueno, ésta es la historia más larga que he escrito en éste blog, pero yo le llamo “La historia sin fin” porque cada año se le agrega algo nuevo. Así que…

… continuará.