Publicaciones de la categoría: Videos

Paul McCartney

letitbe5

Hoy terminé de leer una biografía de Paul McCartney, así que tengo muchas ganas de hablar de él, no hablaré de la biografía, esa la dejaré para mi post mensual de libros en Mayo. Sólo quiero mencionar algunas cosas sobre Paul.

En primera, para quienes no sepan, soy fan de hueso colorado de los Beatles desde el 2004 (a late bloomer, I’m afraid) y he leído cuanto he podido sobre ellos, desde la biografía oficial de Hunter Davis hasta la Antología, pasando por cuanta biografía encontré sobre John Lennon (contando In His Own Write, escrito e ilustrado por él mismo). Pero nunca había encontrado una sólo sobre McCartney. Hasta que el año pasado paseándome por los pasillos de la librería Gandhi me encontré con un libro negro y la cara de ojos enormes de Paul McCartney en la portada, ¡TENÍA QUE TENERLO! Lo compré inmediatamente, pero tardé en decidirme a leerlo. Leí creo el primer capítulo y lo dejé para después, ya que obvio, ya sabía todo lo que el primer capítulo decía y estaba entusiasmada en otros libros. El ‘después’ llegó por fin, y hace unos días volví a coger mi libro y me dispuse a leerlo hasta el final.

Recordé cosas maravillosas, porque siempre he considerado a los Beatles como mi época feliz. Desde el momento en que me enamoré de ellos después de ver la película de A Hard Day’s Night, ha sido toda una aventura ir aprendiendo, poquito a poco, todos los detalles de su controversial historia. Es casi imposible saber TODO sobre los Beatles, pero presumo de saber mucho de ellos, ya que cuando dije “Quiero saber” no paré nunca. No sólo leí libros, vi DVD’s, visité páginas de internet, foros de mensajes, y un millón de lugares más. Saturé mi cerebro con millones de detalles (que nunca me servirán de nada en la vida) sobre estos cuatro talentosos muchachitos de Liverpool.

Hoy estoy más que catalogada como una McLennon, aunque desde mi infancia proclamé que mi amor era a Lennon (aunque sólo había escuchado Imagine, y no sabía nada de ellos) él me gustaba y él era mi favorito, así que cuando me apunté al Magical Mystery Tour de ser fan de los Beatles, de entrada John era mi favorito y nadie más. Pero después de A Hard Day’s Night, la cara de niño y sonrisa picara de George Harrison se robó mi corazón, así que él fue mi segundo favorito por algún tiempo. De hecho, McCartney me desagradaba un poco, se me hacía pedante y poco atractivo.

Hasta que un día como cualquier otro, me fui a dormir y tuve uno de mis usuales sueños ‘mariguanos’ (como les llamo yo) donde soñé con un Paul McCartney en blanco y negro, con el cual conversé y pasé un rato muy agradable (en mi vívido sueño) y amanecí viéndolo con otra luz, una más agradable. Entonces, comencé a escuchar detenidamente su música de solista, y el resto es historia, me enamoré.

Siempre he pensado, que tanto Lennon como McCartney son mis dos lados (ya que siempre me he llamado bipolar), Lennon es mi lado pesimista, la música a la que recurría cuando andaba con un estado anímico negro, el que drenaba perfectamente mis emociones y frustraciones, “One thing you can’t hide, is when you’re crippled inside.” Era como si lo que él cantaba, era justo lo que yo sentía, ya que hasta sus canciones de amor demostraban ese lado aprehensivo y co-dependiente que yo llegué a vivir cuando estaba un poco más joven. Pero Paul era totalmente lo opuesto, él era todo luz y todo amor, su música era mi lado alegre, positivo, el que creía en las Tontas Canciones de Amor (Silly Love Songs). Cuando lo escuchaba a él (que era muy frecuente) quería decir que estaba feliz, que iba por la vida enamorada del amor y no de alguien más.

No tardé nada en quererlo tanto como quería a John, al punto de que ya nunca pude volver a definir cuál era mi Beatle favorito, ya que ambos lo eran, y así permanecerá. Mi amor por ellos va igual que sus canciones, Lennon/McCartney, juntos.

Tengo recuerdos muy bonitos de la época en la que iba por el mundo con su voz cantándome al oído a través de mis audífonos, si tuviera que elegir un disco favorito sería Chaos And Creation in The Backyard, ya que tengo una historia en particular que me gusta mucho. De ese disco, mi canción favorita era “This Never Happened Before” ya que después del corazón roto, siempre llega quien te lo cure, y después de un tiempo, conocí a un niño que me regresó esa ilusión cursi por el amor (que nunca fue amor, pero sigue siendo un recuerdo bonito) y cuando escuchaba esta canción, no podía no pensar en él, el dueño de mis últimos suspiros. La canción fue parte de la película La Casa del Lago, que casualmente vi con él y cuando sonó, no pude evitar pensar que “era una señal divina.” Era una niña muy cursi, y ahora al ver a atrás sonrío por eso.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=1GtKOfg-nX4%5D

Y aparte de talentoso, también, aunque no lo haya notado al principio, era un hombre muy guapo, así que me encantaba ver sus videos y fotos, especialmente de su etapa tardía con los Beatles, más o menos para Revolver, Sgt. Pepper, Magical Mystery Tour. Mediados de sus veintes, va. Era precioso.

deliciousss
Ya había perdido su cara de niño, su cabello era un poco más largo y revuelto, y eventualmente comenzó a probar con el bello facial que le sentó siempre de maravilla. Lo encontraba simplemente perfecto. Y aunque con su imagen actual no lo encuentre irresistible, es mi viejito lindo y me encanta.

En Mayo se cumplirá el cuarto aniversario de mi primer concierto en vivo de Paul McCartney (espero de todo corazón no sea el único) fue una experiencia sin igual. Al principio brincaba y bailaba como si nada, estaba feliz y eufórica, pero fue hasta que en las pantallas comenzaron a pasar fotos y videos de él y los Beatles cuando estaban chicos y en blanco y negro, que fue que la idea me vibró en la cabeza: ¡ESTÁS VIENDO A PAUL McCARTNEY! Y las inevitables lágrimas comenzaron a brotar. No lo podía creer, lo tenía ahí, en frente de mi, tocando esas canciones legendarias y que seis años atrás habían marcado mi vida. Jamás olvidaré ese día y todo lo que sentí. Él siempre ha sabido hacerme feliz.

Tampoco olvidaré nunca el día que me sorprendió en los Grammys al tocar con la banda de mi vida: Linkin Park

jay_paul

Ese día grité y lloré como una puberta viendo a Justin Bieber. Fue lo máximo para mi, dos de mis grandes amores compartiendo escenario y cantando juntos. Inolvidable.

Las personas que además de escuchar a los Beatles, y se han tomado la molestia de estudiar su historia (porque no es tan simple como sólo saberla) sabrán que John y Paul se consideraban un matrimonio musical, y cuando los Beatles se desintegraron, ellos se divorciaron de dicho matrimonio. Y como en todo matrimonio fallido, los niños no saben si ir con la mamá o con el papá y se crea un conflicto. Yo siempre he estado más del lado de Paul que del lado de John, ya que mucha culpa la tuvo Yoko Ono y DETESTO a Yoko Ono, la cual no existiría en ésta historia si no fuera por culpa de John (aunque eso no hace que lo estime menos). No estoy diciendo que Paul haya sido una inocente palomita, él, al igual que los demás Beatles, era un cabrón ególatra, pero si de injusticias hablamos, se le han hecho muchas a él y ha tenido, hasta la fecha, que luchar contra ellas. En primera, que el apellido de Lennon siempre haya ido delante del suyo. Que haya querido tener al menos Yesterday sólo para él y que Yoko Ono jamás se lo haya permitido. Que no lo apoyaran a la hora de cambiar de manager cuando Brian murió, y todos le hayan dado la espalda al final (ya que él, con toda razón, tuvo que demandarlos). Y después de la muerte de John, cuando lo convirtieron en un mártir, y por lo consecuente, el genio, el brillante, el que creó a los Beatles, quitándole todos los créditos a Paul de lo que se logró gracias a él. No bueno, un rollo interminable. Pero como que comprendo mucho el lado de Paul.

También la relación de John con Yoko se me hizo desde que comencé a aprender sobre ella, muy enfermiza y co-dependiente. Paul y Linda igual eran muy unidos y no iban a ningún lado solos, se dice igual que Paul era muy controlador y nada ni nadie, ni siquiera su esposa, podía opacar su brillo, pero aún así, adoro la pareja que hacían. Otro golpe para Paul el perder a su compañera del alma. Primero fue su mamá, luego John, Mal Evans, su esposa, luego George. Ha sido difícil para el cute Beatle. Pero a diferencia de John, que siempre quiso que las personas lo vieran como un rebelde, él demostró siempre más emociones que Paul, desde la época de los Beatles con canciones como Help! donde luego aceptó que era un grito desesperado, él demostraba y contaba cosas que le hacían daño. Mientras Paul siempre ha sido la eterna cara feliz, el que nunca ha demostrado su lado débil. En un video, después de la muerte de John, lo hacen escuchar Beautiful Boy, y aunque se nota que le afecta, él lo intenta ocultar.

[youtube:http://youtu.be/rss-ZVgZz9g%5D

Antes yo pensaba que era muy rebelde e insensible como John, hasta que me di cuenta que ambos eramos un par de llorones descarados. Ahora en cambio, siento que soy más como Paul, aunque sea capaz de escribir las cosas más emotivas, soy incapaz de demostrar emociones. Ah, sí, casi se me olvidaba, siempre he utilizado a los Beatles como forma de autoanálisis psicológico y no tengo idea por qué.

Pero bueno, creo ya me alargué. El punto es que adoro a éste hombre, el día que decidí escucharlos y convertirme en fan poco a poco, literalmente cambió mi vida. Los cuatro hicieron grandes cambios en mi, y mi Paulito tiene un lugar enorme en mi corazón.

PD: Mi Schnauzer se llama Paul.

*NSYNC

tumblr_ms7ap66c3w1r0nx6do1_1280

Sigo conmocionada por la mini reunión de *NSYNC en los VMA’s, fue un shock y una avalancha de emociones para una mujer de 28 años con el corazón de la niña de 14 años que se enamoró de ellos en 1999. Mi boyband fue, es y siempre serán los Backstreet Boys, pero mi corazón tenía un lugar enorme igual para *NSYNC, los amaba siempre y cuando no criticaran a BSB.

Yo no veo televisión, así que no estaba enterada de los premios, pero supe de la reunión gracias al Facebook de una amiga y entonces vi la repetición, ya no había el factor sorpresa, pero sí el factor “espera desesperada” y después de 40 minutos de atrocidades, por fin vi a Jimmy Fallon, al verlo supe de inmediato que él haría la presentación, entonces llegó su speech de que en el 2002 fue presentador en los VMA’s y que ese mismo año un chico presentaba su primer album en solitario y… me llevé las manitas a la boca y comenzó el llanto. El Medley de Justin me hizo darme cuenta de que ya lleva más tiempo de solista que lo que duró con *NSYNC (11 años de solista y 7 con el grupo), Que eventualmente dejó de ser Justin de *NSYNC y se volvió JUSTIN TIMBERLAKE y que tuve la oportunidad de ver el inicio de un artista que ya llegó lejos y que eventualmente, será recordado como una leyenda de la música (independientemente del género, es un gran artista). Ya estaba emocionada hasta las lágrimas y aunque lo adoro hasta morir, Justin no era mi favorito, así que no quería imaginarme cuando el grupo saliera a cantar, y antes de darme cuenta el tonito de “Girlfriend” comenzó a sonar, y ya no supe más de mi. Viajé al pasado, de plano, me fui 13 años al pasado. Cuando bailaron Bye, Bye, Bye, fue como ver los VMA’s del 2000, yo volvía a tener 15 años. Fue un golpe muy fuerte de nostalgia. No me había caído el veinte de que *NSYNC llevaba 11 años separados sin esperanzas de una reunión, que llevaba 11 años sin ver a los 5 juntos, cantando en armonía y bailando, pero principalmente, verlo a él.

Y a ÉL, obviamente me refiero a Joshua Scott Chasez conocido simplemente como JC. En mi humilde opinión, la mejor voz y el mejor bailarín de *NSYNC, y claro pero por supuesto, también el más guapo. Estaba perdidamente enamorada de él, de sus ojazos, de su sonrisa perfecta, de su cabello paradito, de lo delgado pero bien formado, de su voz, de todo él.

En el 2004 (casi una década) JC sacó un disco llamado Schizophrenic (esa palabra me persigue) y en mi opinión, fue un disco excelente, no explotó sus dotes vocales como me hubiera gustado, pero el disco es divertido, alegre, con energía y bastante sexoso. Escribió un segundo disco y grabó varias canciones, pero éste jamás vio la luz del día (ignoro aún porqué) y me rompió el corazón que su carrera no brincara como la de Justin.

Ahora anda trabajando como productor y creó a un grupo de chicas llamado Girls Radical, pero espero la reunión con *NSYNC le avive las ganas de estar detrás del micrófono y Kate (su segundo disco) por fin salga o algo nuevo, pero que haga algo porque lo extraño.

Anoche fue la premiere de This Is Us, la película de One Direction y me tocó la labor de buena prima mayor de llevar a mi primita a verla. Hubiera matado por una película así de los BSB o *NSYNC, pero no pude evitar imaginar como hubiera sido algo así a los 14 años. Louis dijo que él espera que sus fans, en un futuro le digan a sus hijas “La boyband de mi época era One Direction” y VOLÉ. Mi primita sólo es 14 años más peque que yo, pero siempre le digo que es mi hija, entonces recordé las miles de veces en las que ella me cuenta algo de los 1D y yo termino contándole anécdotas de BSB o *NSYNC. Y sí, yo podré decirle a mi hija “Las boybands de mi época fueron los Backstreet Boys y *NSYNC y ambas me hicieron inmensamente feliz”.

Ya que yo vi casi 2 horas de One Direction, hoy mi primita y yo vimos el especial de *NSYNC de HBO en vivo desde el Madison Square Garden del 2000, el cual tengo en VHS pero que tuve que descargar por internet porque ya no cuento con una video VHS. Y nuevamente viajé al pasado, a esas incontables tardes en las que ponía ese casette y bailaba frente a la televisión, porque de tanto verlo ya me sabía todas las coreografías (que mi buena memoria jamás me dejarán olvidar) y fue una experiencia muy bonita. Hace años que no veía ese concierto, sentí rarísimo al notar los años que han pasado desde mis tardes de adolescente soñadora a hoy que ya soy una mujer hecha y derecha, pero sin importar los años y los cambios, me siguen sacando sonrisas y JC muchísimos suspiros.

RECUERDOS
– Recuerdo veía a Justin súper maduro y grande, lo sentía ya todo un hombre. En el 2000, yo tenía 15 años y él 19, seguía siendo un mocoso apenas 4 años mayor que yo, pero jamás que mi cerebro calibre esa información, no hasta el día de hoy que le vi la carita de bebé.

– El niño que me gustaba en la secundaria era fan de ellos, así que era nuestro tema de conversación favorito.

– Siempre esperé que Justin regresara con Britney.

– Joey se me hacía guapo y talentoso y me enojaba que lo menosprecien.

– Siempre supe que Lance era gay.

– Al cantar Digital Get Down en el MSG en el 2000, JC se tira al suelo y saca su lengua de una manera excesivamente sexy, creo gracias a ese video tuve mis primeros pensamientos pecaminosos hahaha (minuto 2:29).

– Conseguí en VHS varias cosas de JC y Justin en el Mickey Mouse Club y estaba perdidamente obsesionada con una canción llamada Love & Affection que también descargué en MP3. Quién diría que algún día existiría youtube y ya no necesito esos VHS. Creo mi trauma principalmente provenía al hecho de que tal vez también tenía 14 años como yo y estaba igual de guapo que a sus 23 (¿quién diría que hoy ya tiene 37?).

– El vals de graduación de mi generación de la secundaria fue con la canción This I Promise You.

– Mi canción favorita de todos los tiempos de *NSYNC es Drive Myself Crazy (Thinking of You), porque amo la letra, amo la voz de JC y adoro el video (aunque la Doctora del comienzo era la novia de JC y la odiaba por pubertas razones de celopatía).

– Hasta la fecha, no tengo el primer disco homónimo, pero si tengo Justified y Schizophrenic de JC. Planeo comprar los demás de Justin y el primer disco, que ignoro aún porqué no lo tengo.

– Joey Fatone igual es fan de Superman.

– Nunca faltaba la guerra interminable entre las que eran fans de los BSB y las fans de *NSYNC, las cuales me tachaban de veleta porque me gustaban los dos grupos. Lo irónico, es que hoy en día en su papel de productor, JC ha escrito canciones para BSB y el disco de solista de AJ.

En fin, me queda más que claro que pasarán 14 años más y los seguiré adorando, se reúnan o no se reúnan. Espero si lo hagan, aunque sea por un tiempo, por nostalgia o para divertirse, pero que lo hagan. Si de pura casualidad hacen una gira, me apunto para ir, aunque tenga que vender mi pulmón izquierdo, tengo que ir. Una mujer de 28 años está totalmente agradecida a éste grupo por haber hecho de su adolescencia algo bonito para recordar cuando todo lo demás era un tanto feo y otro tanto deprimente, lo malo, ya no lo recuerdo, pero esos bonitos recuerdos los tengo bien grabados en la memoria como si los hubiera vivido ayer. Y para cerrar con broche de oro, mi canción.

Backstreet Boys

97

La historia jamás contada. Cuando entré al mundo del rock (para por siempre quedarme) negué y volví a negar un gusto que nunca había sido culposo, mi gusto por los Backstreet Boys, era joven y me creaba una personalidad (la de ruda insensible que tengo hasta hoy) y los boys no podían ni siquiera figurar en el mapa sin que me burlaran, he ahí la negación. Pero iremos 3 años antes de que esto sucediera.

Verano de 1998, cuando cumplí 13 años.  Mis papás rentaron una casa en la playa como solían hacer todos los años, y para esos ayeres yo era aún bastante social así que no tardé en hacer amistades. Entre estas amistades figuraban Mauricio y Gustavo (sí, 15 años después aún recuerdo sus nombres). Mauricio y Gustavo eran un par de primos que parecían hermanos, pero no cualquier clase de hermanos, parecían Caín y Abel. Lo maravilloso de Caín y Abel, perdón, de Mauricio y Gustavo, era que ambos tenían “DIECISÉIS” años, mis primeros amigos “grandes” después de mis primos. Como era de esperarse, me gustó uno y me hice muy amiga del otro. Una noche fuimos todos a la feria y vi el casette (sí, CASETTE) de Backstreet’s Back de los boys y me lo compré. Después de la feria fuimos todos a mi casa a hacer una fogata, nos divertíamos en la playa comiendo malvaviscos quemados, salchichas con arena y jugando tonterías de niños, esa noche me dieron —al que yo quiero considerar aunque no lo era realmente— mi primer beso (me gustaba mucho el niño grande). Desde muy peque tengo muy clara la personalidad que me gusta en un hombre (o un puberto de 16 años en ese caso) y siempre me ha gustado el desastroso que le vale lo que digan, así que mi amor de verano del 98 era la fiesta con patas.

Esa noche también escuché por primera vez a los Backstreet Boys. Mauricio (la fiesta con patas) puso mi nuevo casette y no dejaba de repetir If You Want It To Be Good Girl (Get Yourself A Bad Boy) y se ponía a bailar como loco y a moverse tipo belly dance cuando eso ni era famoso aún. Yo estaba más que fascinada de verlo bailar a sus anchas y armar una fiesta sólo, que me hacía bailar con él y que en general tuvimos todos los amigos una gran noche, tan inolvidable que 15 años después me acuerdo claramente. Para esos ayeres no existían los celulares como ahora, para esos ayeres no tenía computadora y jamás me había creado un correo, para esos ayeres sólo teníamos el teléfono y bueno, todos conocemos esa fobia mía. El caso es que las perfectas y emocionantes vacaciones acabaron, entré a la secundaria y sólo volví a ver a mis amigos de la playa un par de veces más. Pero Backstreet’s Back se volvió especial para mi, lo escuchaba mucho y después de conocer a otras niñas a las que les gustaban los boys en la secundaria, el gusto se hizo oficial y el trauma pasó a otro nivel.

98En el mundo de los Backstreet Boys, todas y cada una de las niñas se morían por Nick Carter (al cual nunca le encontré atractivo hasta hace apenas unos 4 años), yo, cual contreras que siempre soy, me enamoré perdidamente como sólo una niña de 13 años puede hacer, de Brian Thomas Littrell también conocido como B-Rok. Era rubio, chaparrito, le gustaba el Basket ball (para esos ayeres, ese era el deporte que yo practicaba), su color favorito era el azul (igual que el mío), su comida favorita eran los macarrones con queso y era chistoso, o sea, ante mis ojos, el hombre perfecto. Nacer el 20 de Febrero de 1975, lo hacía un muchachito de no más de 23 años pero yo lo veía como todo un hombre hecho y derecho, o sea, tenía VEINTITRÉS AÑOS.

Nuevamente, en esos ayeres no tenía computadora, así que si quería saber algo de ellos tenía que comprar revistas. Por mi casa había una tienda que vendía las revistas españolas Bravo y SuperPop (la Bravo aún no llegaba a México) y me las compraba religiosamente. Cuando juntaba mi dinerito de mis gastadas, me daba el gusto de comprar las revistas gringas en Rocketerías (porque Mix Up no existía en Mérida), todo eso haciéndome acreedora de kilos y kilos de papel.  Las revistas gringas ni las entendía, las compraba por los posters (en esos ayeres, tampoco sabía inglés). Eventualmente, tapicé mi cuarto de posters y cuadros de los boys (algo así como está ahora, pero sólo de los boys haha). Un poco más grande, cuando me di cuenta que era estúpido acumular papel inservible (todo lo que no era de ellos) comencé a poner las hojas y posters en forros de plástico y las guardaba en esos folders blancos gigantes (tengo 5 de ellos, LLENOS) y los que sólo eran un pedacito en una hoja, los recortaba y los pegaba en libretas (como si fueran mis propias revistas), tengo tres de ellas. Las únicas revistas que conservo son las que eran totalmente dedicada a ellos y la primera Bravo mexicana que los tiene en la portada.

Para la graduación de la generación 98-99 de la secundaria (no mi generación) usaron Nunca Te Haré Llorar para bailar el vals, así que escuchaba la canción en una dosis diaria mientras hacía mis tareas, no ayudaba al trauma.

Cuando pasé a segundo de secundaria, ya estaba más que consolidada como fan de los Backstreet Boys, así que lo que me marcaran de tarea, intentaba incluirlos. Para una exposición en mi clase de Inglés, utilizando “Likes” y “Dislikes” usé a Brian de ejemplo “He likes Mac n’ Cheese, and dislikes cigarettes”. Ese año, una entrevista me marcó, su entrevista previa a la premiere de Millenium en TRL, la pasaron mil veces por MTV y recuerdo la grabé en VHS, así que además la veía mucho, hasta el día de hoy tengo recuerdos muy bonitos de como me gustaba sentarme a verla.

Recuerdo ver la entrevista de principio a fin tantas veces que me sabía las preguntas, las respuestas, los chistes, los sonidos chistosos que siempre hace Brian, estaba simplemente traumada. Mi favorito después de Brian es y siempre será AJ McLean, lo adoro como no tienen idea. Lo curioso en esa entrevista, es que, repito, yo siempre los vi grandísimos, todos unos hombres, cuando en realidad, AJ apenas tenía 21 años en 1999. Es un pecado que se vea así de maduro, tenga voz de hombre y yo a mis 27 años aún lo vea increíblemente atractivo. Y que me perdonen, One Direction o Jonas Brothers no se ven ASÍ de maduros, ¿o sí?. En cuanto a Brian, el se ha visto idéntico en los últimos 15 años, pero en esa entrevista, en mi humilde opinión, es donde mejor se ha visto, el color del cabello, el corte (que siempre es el mismo) pero aquí lo tenía largo detrás de las orejas y se le formaban rizos, me fascinaba.

Eventualmente me actualicé, si no tenía computadora, iba a algún cyber y veía páginas y cosas así. Fui haciendo amigas por internet, tres en particular siguen siendo mis amigas hasta el día de hoy: Patty (más conocida como mi Sis o Trish), Clarita (más conocida como mi cuñiz) y Eu (más conocida como… Eu haha). Tres mujeres que adoro a morir. A Eugenia pude conocerla en uno de mis viajes al DF y la volví a ver cuando fui a ver a Paul McCartney hace tres años, de resto, Trish es de Quito y Clarita de Colombia, pero espero algún día igual poder conocerlas en persona.

También había un disque club de fans, que más que nada sólo nos juntábamos una vez al mes a platicar como cualquier niña de esa edad, mostrar las últimas revistas o cosas que nos comprábamos. En Marzo del 2001, cuando tenía 15 años, los Backstreet Boys vinieron a México y una agencia de viajes organizó como un tour específico al concierto (camión y hospedaje), así que todas las niñas del “club” y yo nos fuimos de aventura en un viaje de casi 24 horas. El bus estaba LLENO de pubertas (y sus respectivas madres), así que ya se imaginarán el show, cantábamos, poníamos los videos en las televisiones, dormimos poquito y cuando despertábamos volvía la emoción de ponerse a cantar. Para eso tenía mi cámara de video, así que tengo de todo un poco, nos entrevistábamos, nos grabamos cantando, o platicando sobre como reaccionaríamos cuando los viéramos. Éste, sin duda, es uno de los mejores recuerdos que tengo. Fue mi primer concierto “masivo” y verlos en vivo fue una experiencia sin igual, lloré como nunca he llorado en mi vida, estaba euforicamente feliz.

795e

Ese es un screenshot del video, varias de las niñas en la fiesta “post-concierto” que armamos en el cuarto de una de las fans de Baja California que conocimos ahí (todo el hotel igual estaba lleno de fans). Notese mi playera que AÚN tengo. Recuerdo esa vez no me bajaban de veleta porque era la única que al igual que BSB, también me gustaba N sync haha. Nos divertimos como loquitas y al día siguiente regresamos a nuestros hogares. El viaje de regreso ahora se basaba en contar nuestra perspectiva del mismo concierto. Bonitos, bonitos recuerdos.

100

Así como ahora me disfrazo del Joker o de un Hobbit porque me gustan, en ese entonces le copié el peinado a AJ por un par de días, lo siento, me gustó y siempre tiendo a hacer ridiculeces sin pena alguna hahaha. Ese es AJ en México en Marazo del 2001.

Para mi fiesta de XV años hice a mis primos y mi hermano (mis queridos chambelanes) bailar un mix de 15 minutos de los Backstreet Boys, media coreografía fue puesta por mi y la otra mitad por el maestro que mi mamá contrató, porque obvio, si eres fan de los Backstreet boys te SABES todas las coreografías. Igual, gracias a ellos aprendí (sola) Inglés, ya que quería saber lo que sus canciones decían. Hace un par de años, ya con la experiencia que te dan los años, escuché detenidamente If You Want It To Be Good Girl (Get Yourself A Bad Boy) que a los 13 años escuchaba soñada y me escandalizó un poco el hecho de que la canción hable sobre que si lo quieres “bien” (if your know what I mean) te tienes que conseguir un chico malo.

Pero definitivamente, la canción que más me escandalizó fue Lay Down Beside Me cantada por AJ, según yo, antes de saber Inglés o de entender las sutiles insinuaciones sexuales, pensaba que era una canción de lo más romántica, y bueno, sí es romántica, pero igual es románticamente sexual, y yo cantaba eso, a todo pulmón. Los boys pervirtiéndome desde la pubertad sin darme cuenta. Ahora ésta canción me gusta aún más.

Pero bueno, yo odié mi secundaria con cada fibra de mi ser, era muy inocente y la gente era mala. Nunca fui muy social, odié al 98% de mi salón y al 85% de toda la escuela. Así que vivía en un pequeño mundo de fantasía donde mis amigas eran estas niñas y mi happy place era la música de los Backstreet Boys, me sirvió para sobre pasar esa etapa que bloqueé por completo de mis recuerdos, hasta claro, el día que entré a la prepa y mi vida dio un vuelco de mil grados.

Cuando entré a la preparatoria, conocí y me hice fan a morir (como hasta el día de hoy) de Linkin Park, todos mis amigos eran rockeritos y si por casualidad mencionaba que me gustaban los Backstreet Boys, sería cavar mi tumba. Para esos ayeres aún me importaba un poco lo que las personas pensaran y mis nuevos amigos eran los más geniales de lo genial y no quería perderlos, así que por los siglos de los siglos omití que me gustaban los Backstreet Boys. Los omití hasta el día que dejaron de ser tan famosos, que pasaron a un segundo plano y hasta los mismos hombres comenzaron a aceptar que se sabían al menos una canción de los BSB y en general me empezó a importar poco la opinión de la gente, mi personalidad ya estaba más que solida y mis amigos ya eran más que mis amigos. Así que el día de hoy, todos, pero absolutamente TODOS saben que me gustan los Backstreet boys y que de vez en cuando los escucho por horas y días sin fin.

Y entre un año y otro, pasaron 15 años. No sé en qué momento pasaron o a dónde se fueron, pero hasta el día de hoy este grupo me gusta, estoy pendiente en que andan, compro sus discos y demás, pero ya no con la pasión de una niña de 13 años. Pero de que tienen un lugar enorme en mi corazón, eso es seguro, al primer amor no se le olvida y ellos fueron el mío. Hoy cumplen 20 años. Literalmente los vi crecer y yo crecí con su música, ya llevo más años de fan que los que llevaba con vida cuando comenzaron a gustarme, ya soy hasta mayor de lo que ellos eran en 1998, pero ahí siguen, sin tanto auge, pero AHÍ SIGUEN, y como dice la canción “As long as there’ll be music we’ll be coming back, oh yeah” y yo seguiré ahí comprando sus discos y queriéndolos mucho mucho por haber sido una parte importantísima en mi vida.