Publicaciones de la categoría: Documentales

Blackfish

262Hoy tuve la oportunidad de ver el Documental sobre ballenas asesinas, Blackfish. Supe de él gracias a un tuit de Ewan McGregor donde mencionaba que era un Documental muy emotivo y que te abría los ojos con respecto a los parques como SeaWorld. Después de eso, varios artistas comenzaron a comentar al respecto en Twitter y todos decían lo mismo y mi curiosidad se hacía cada vez más grande.

El Documental trata especialmente sobre Tilikum, una Orca que fue capturada a los 2 años de edad para comenzar una vida en cautiverio en SeaLand of the Pacific. Tilikum ha sido el causante de 3 muertes desde su captura. Sigue siendo parte del show en SeaWorld hasta la fecha.

En muchos comentarios leí “No siento pena por los entrenadores, lo tenían merecido.” Y no concuerdo con esos comentarios. En mi infancia las Orcas fueron parte de mi vida en varias ocasiones. Las múltiples películas de Free Willy (donde aprendí que la vida en cautiverio es una tortura para ellas). Azul, la novela de Kate del Castillo con Armando Araiza. SeaWorld, cuando fui a ver el show de Shamu (y por lo visto vi a Tilikum) y cuando fui a Reino Aventura. Estoy hablando de principios-mediados de los 90’s cuando yo no llegaba ni a los diez años. Al menos yo crecí con el concepto de que las Orcas eran los animales más amigables del mundo después de los Delfines. Cuando vi por primera vez la película Orca, donde me presentaron a un animal asesino (como bien dice su nombre), simplemente no lo podía creer, o sea, Willy no podía ser asesino, IMPOSIBLE. Pero bueno, ser entrenador de Orcas era como que el trabajo ideal, a quién no le hubiera gustado ser uno. En el Documental hay un brinco entre “La culpa es de la ballena” y “La culpa es de los entrenadores” cuando la culpa realmente es de las personas que capturaron a esos animales para hacer un negocio con ellos y poner en riesgo la vida de los demás involucrados. No pueden culpar a un animal por seguir su instinto y no pueden culpar a un humano que no los conoce. Desde pequeña aprendí que la aleta de la Orca en cautiverio se doblaba, mientras que las Orcas en libertad las tienen rectas. Desde pequeña, gracias a Free Willy, hice conciencia de que una ballena en cautiverio vive un calvario. Pero gracias a este Documental y aunque suene repetitivo, abrí los ojos, aprendí cosas que ignoraba y ahora veo tanto a las Orcas como a este negocio de una forma muy diferente. Yo si siento pena por esos entrenadores que murieron haciendo su trabajo, pero también siento pena por los animales. Cosas que no tendrían porqué pasar si cada animal viviera en donde le corresponde. Las ballenas en el agua y los humanos fuera de ella. Recomiendo totalmente el documental.

“To this day, there is no record of an Orca doing any harm to any human in the wild.”

Anuncios