Publicaciones de la categoría: ChesterDEAN

La Canción del Día: “Maroon 5 — Maps”

I miss the taste of a sweeter life
I miss the conversation
I’m searching for a song tonight
I’m changing all of the stations

I like to think that we had it all
We drew a map to a better place
But on that road I took a fall
Oh baby why did you run away?

I was there for you
In your darkest times
I was there for you
In your darkest nights

But I wonder where were you?
When I was at my worst
Down on my knees
And you said you had my back
So I wonder where were you?
When all the roads you took came back to me

So I’m following the map that leads to you
The map that leads to you
Ain’t nothing I can do
The map that leads to you
Following, following, following to you
The map that leads to you
Ain’t nothing I can do
The map that leads to you
Following, following, following

I hear your voice in my sleep at night
Hard to resist temptation
‘Cause something strange has come over me
And now I can’t get over you
No, I just can’t get over you

But I wonder where were you?
When I was at my worst
Down on my knees
And you said you had my back
So I wonder where were you?
When all the roads you took came back to me

So I’m following the map that leads to you
The map that leads to you
Ain’t nothing I can do
The map that leads to you
Following, following, following to you
The map that leads to you
Ain’t nothing I can do
The map that leads to you

Oh oh oh
Oh oh oh
Yeah yeah yeah
Oh oh oh

Oh, I was there for you
Oh, in your darkest time
Oh, I was there for you
Oh, in your darkest nights

Oh, I was there for you
Oh, in your darkest time
Oh, I was there for you
Oh, in your darkest nights

But I wonder where were you?
When I was at my worst
Down on my knees
And you said you had my back
So I wonder where were you?
When all the roads you took came back to me

So I’m following the map that leads to you
The map that leads to you
Ain’t nothing I can do
The map that leads to you
Following, following, following to you
The map that leads to you
Ain’t nothing I can do
The map that leads to you
Following, following, following

Hace más de un año que no posteaba una canción del día y hace mucho que no posteaba nada en general en mi querido blog, pero aquí estoy de vuelta y espero no desaparecerme otra vez, creo le hace falta a mi vida un poco de drenaje existencial y fangirleo intenso. Sin más choro, a la canción. No he parado de escuchar ésta canción desde el Lunes que la escuché camino al trabajo, literalmente me traumé.

Me gusta el ritmo, me encanta la voz de Adam Levine y para los que no sepan, Maroon 5 es de esas bandas ‘indispensables’ para mi, aunque no suelo hablar mucho de ellos ni fangirlear, pero album que sacan, album que escucho, y de hecho, el segundo de sus discos está entre mis discos favoritos de la historia. Pero aaaaanyway, eso no importa, la canción.

La letra, he de admitir que esa letra me llegó (y con lo catchy del ritmo, tenía que obsesionarme). ¿Dónde estabas en mis peores momentos? No sé, pero hay personas que se merecen que les grites eso en la cara, pero las damas maduras como yo no lo haríamos nunca, así que… lo cantamos para sacarlo de nuestro sistema (y bailamos mientras lo hacemos) y continuamos con nuestra vida como si nada hubiera pasado. La ausencia de las personas en nuestros peores momentos las convierten reemplazables, si lograste superar un mal momento sin ellos, no los necesitas para nada más. He dicho.

Y bueno, esa es la canción del día. Veamos qué traeré para el próximo post, espero sea pronto, porque tengo muchas cosas inútiles en la cabeza que me gustaría plasmar para olvidar.

Anuncios

Photophrenic: México lindo y querido

Según yo, éste año no vería los partidos del mundial, pero me convencieron y terminé igual de apasionada con ellos como cada 4 año. No pasamos, pero qué bien jugamos. Y bueno, no se me ha ocurrido ningún tema para el blog, así que aquí una edición más de Photophrenic.

Me voy por un café y que me encuentro a mi esposo.

Me voy por un café y que me encuentro a mi esposo.

El primer libro que me envían para reseñar. Qué emoción sentí.

El primer libro que me envían para reseñar. Qué emoción sentí.

A kiss is just a kiss.

A kiss is just a kiss.

El pastel de cumpleaños de mi sobrino que hicimos juntos, él, su mamá y yo.

El pastel de cumpleaños de mi sobrino que hicimos juntos, él, su mamá y yo.

Me encantó ésta imagen de Dioniso en un libro sobre mitología Griega que estaba leyendo.

Me encantó ésta imagen de Dioniso en un libro sobre mitología Griega que estaba leyendo.

Mi amiga Mariana me envió un libro muy especial por correo.

Mi amiga Mariana me envió un libro muy especial por correo.

Mi familia sabe con qué tenerme feliz. Libros que me prestaron.

Mi familia sabe con qué tenerme feliz. Libros que me prestaron.

Un alumno me regaló un cómic de Iron Man.

Un alumno me regaló un cómic de Iron Man.

Mi café de preferencia desde mi adolescencia.

Mi café de preferencia desde mi adolescencia.

Hace mucho que no me maquillaba.

Hace mucho que no me maquillaba.

Uno de mis momentos de orgullo fue ver a mi sobrino jugar base ball.

Uno de mis momentos de orgullo fue ver a mi sobrino jugar base ball.

Simplemente, yo.

Simplemente, yo.

Desde los 19 años, 100% Ochoa.

Desde los 19 años, 100% Ochoa.

En mi buzón

Sólo una vez me han enviado un libro por correo, y fue por un concurso que gané hace una década. El Martes pasado, llegué de trabajar con la noticia de que me había llegado un paquete, tiré todo para abrirlo, el primer libro que me envían para reseñar (y no el último, ya que dos más están en camino). Me emocioné muchísimo.

IMG_20140617_121339El libro es The Inconvenient Widow de la serie Situations of Inconvenience de Jennifer Reinoehl, la cual personalmente me envió el libro. Próximamente haré una reseña del libro, tanto en Inglés como en Español y la compartiré aquí y en Goodreads. He leído un poco más de la mitad, y aunque no ha sido perfecto, ha sido bastante entretenido, pero siempre será especial y recordado como el primer libro que me enviaron para reseñar.

59También el autor Suren Fant me contactó personalmente por correo para compartirme el archivo electrónico de su libro Edge of End para reseñar. Me emocionó de igual manera, porque nunca un autor se había comunicado conmigo para ésta labor, aunque me hubiera emocionado aún más si el libro hubiera sido físico, pero cuando termine con los libros que me enviarán por correo, leeré éste y haré su reseña también.

También tengo varios proyectos literarios en mano que aún no puedo comunicar porque no quiero que se me arruinen sin llevarlos aún a cabo. Va lento, pero quiero hacerlo bien, ya iré comentando en un futuro. Mientras tanto, me despido para leer un poco.

Photophrenic: How I Met Your Mother

Hace mucho que no subía fotos, así que aquí va la tercera edición de photophrenic:

Encontré a la esposa de Ted Mosby.

Encontré a la esposa de Ted Mosby.

Un libro que me enamoró, al igual que su perfecta aunque compacta adaptación cinematográfica.

Un libro que me enamoró, al igual que su perfecta aunque compacta adaptación cinematográfica.

Un poco de Einstein antes de dormir.

Un poco de Einstein antes de dormir.

Noche de cartas.

Noche de cartas.

Casino en casa.

Casino en casa.

Resulté buena jugando Dominó.

Resulté buena jugando Dominó.

Regalo de una alumnita. Movió mi corazoncito.

Regalo de una alumnita. Movió mi corazoncito.

No pude resistirme a comprar Cuernos de Joe Hill, el príncipe del horror, el hijo de Stephen King.

No pude resistirme a comprar Cuernos de Joe Hill, el príncipe del horror, el hijo de Stephen King.

Un lugar con muchos recuerdos.

Un lugar con muchos recuerdos.

De greñas locas.

De greñas locas.

Where is Chester?

Where is Chester?

Cómo aprendí a leer…

971144_345197235610231_125110484_nSiempre me consideré lectora porque comencé a tener curiosidad por los libros desde una edad temprana y tenía un particular gusto por ellos, pero no fue hasta este año que me dí cuenta que no sabía leer. Obvio no me refiero a leer en el sentido literal, sino que al siempre estar rodeada de personas que no leen o leen poco, yo pensaba que leía lo suficiente. Siempre me había gustado mucho dedicarle tiempo a la lectura. Cuando iba a leer, lo hacía por horas, lo hacía hasta cansarme, iba a una cafetería y leía mientras tomaba mil tazas de café aguado, pero no leía en ningún otro momento, entonces, no leía realmente.

No estoy diciendo que para ser lector hay que leerse 80 libros en un año, no, pero cuando recuerdo mis hábitos de lectura a mis 20 años me doy cuenta de lo mucho que han cambiado y como me gustaría haber leído como leo ahora en ese entonces.

Ya lo he comentado muchas veces, pero el año pasado hice una apuesta con un amigo de leer 20 libros, nunca había leído más de 10 en un año, así que lo veía difícil, y aún con el miedo y sin la costumbre, terminé leyendo 40 en 10 meses. Ahora, en 4 meses y 29 días, ya leí la misma cantidad, eso quiere decir, y si las matemáticas no me fallan, que habré leído 80 en 10 meses (si sigo a este ritmo) y 94 al final del año (ya que leo un promedio de 7 libros al mes).

Hasta el 2013, antes de mi apuesta, había leído un total de 71 libros en toda mi vida. EN TODA MI VIDA. Cuando en tan sólo un año, cuatro meses y 29 días he leído 80, eso quiere decir que leí en este corto tiempo 9 libros más de los que había leído en 27 años. Se me hizo triste porque siento que desperdicié toda una vida literaria. Y no, no para alardear de “¿Ya viste que he leído 151 libros?” No, para nada, simplemente se me hace un desperdicio porque yo siento que existen más libros que tiempo, y ya podría haber disfrutado muchísimos más en todos esos años.

Ya me alargué sin mencionar lo que quería desde un principio, las pequeñas cosas que lograron que lea como leo ahora:

SABER QUÉ QUIERO LEER:
Antes de iniciar el año, hice una lista de libros y autores que quería leer. Quería leer clásicos, así que enfoqué mi lectura en clásicos. Mujercitas, Frankenstein, El Fantasma de la Ópera, Pinocho, etc. Cada que veía un clásico en la librería, lo agarraba y lo leía, no perdía mi tiempo sin saber qué se me antojaba leer.

SABER QUÉ ME GUSTA:
Cuando comencé a leer, vivía de las recomendaciones, “lee ésto, te va a encantar” o “éste es el mejor libro que he leído en mi vida,” pero como cada cabeza es un mundo, muchas veces he leído cosas de las que escuché maravillas y sufrí a lo largo de la experiencia (El Lobo Estepario casi logra que me arranque los ojos). Recomendar un libro (o un disco, una película, etc) está bien, fomento a que lo hagan, pero piensen que sus gustos pueden ser muy particulares, por eso siempre que alguien me pide una recomendación primero les pregunto “¿qué te gusta leer? Porque ODIO que me recomienden algo que termino detestando, pero ya que me lo recomendaron, me siento en la obligación moral de leerlo. El momento en que me dí cuenta que repetía cierto tipo de libros (misterio, detectives, thrillers, horror, crimen, etc) fue que comencé a irme directo a ese tipo de literatura en lugar de perder mi tiempo con cosas que tal vez no me gusten, no tengo tiempo para perder en un libro malo.

ksi9cbl¿PDF? PDF:
Aprendí a leer los famosos eBooks. Paso mucho tiempo frente a mi computadora, así que cuando comencé a leer PDFs mi lectura se duplicó. No me fascina, ni es mi ideal leer sentada frente a un monitor, pero me permite hacer las cosas que siempre hago y leer por intervalos. Todos ganamos.

LEER EN TODAS PARTES:
El año pasado, después de leer Mientras Escribo de Stephen King, aprendí que para leer uno no necesita dedicarle muchas horas, ni tener momentos o lugares específicos para hacerlo. Así que éste año apliqué esa técnica de siempre llevar un libro conmigo y leer en esos momentos en que en otras épocas tal vez hubiera matado tuiteando.

“En general nunca salgo sin un libro. Nunca se sabe cuándo apetecerá tener una válvula de escape” — Stephen King

  •  king1 C4S_chunkking101508_42027a_8col

Ver a Stephen King leyendo durante un partido de Baseball me inspiró como nada en la vida a aprender a bloquear mi cerebro de los ruidos del exterior y leer donde pueda. Yo siempre llego temprano al trabajo, así que leo mientras espero, leo en mi descanso, leo en lo que espero el almuerzo y así, literalmente leo en donde puedo.

EL CELULAR/TABLETA:
Yo no tengo una tableta, pero me compré un celular bastante grande, nunca había leído y nunca me hubiera imaginado leer en mi celular, pero resultó bastante productivo, como ya dije, la clave está leer en esos momentos aburridos. Cuando voy al Doctor, siempre hay una fila kilométrica y siempre tengo que esperar mínimo una hora, saco mi celular o un libro y me pongo a leer. Hoy fui al banco y estaba cerrado, faltaba media hora para que abran, me puse a leer. Mi papá tiende a ponerse a conversar con cuanta persona se encuentra en la calle, así que mientras el platica felizmente, yo leo, cuando antes solía desesperarme porque me aburría. Leo en todas partes y se lo debo mucho a Stephen King.

Stephen-King--with-Kindle-001LEER ANTES DE DORMIR:
Principalmente leo antes de dormir, y ya que duermo todos los días (duh) leo todos los días. Hasta cuando estoy muy cansada y me muero de sueño, leo aunque sea una página o dos, pero leo. No me gusta ver televisión, nunca me ha gustado, por lo consecuente, no pierdo tiempo viéndola, digamos que en lo que una persona promedio ve televisión, yo leo.

Leer de esta forma ha logrado que lea más y lea mucho mejor. Siento que hasta mi comprensión lectora y mi memoria ha mejorado muchísimo. Pero sobre todas las cosas, leer de esta forma ha logrado que no pierda tiempo leyendo (si eso tiene algún sentido), ya que no leo por tres horas seguidas, ni me paso una tarde entera en una cafetería, lo hago todo el tiempo pero sin ocupar mi tiempo, no sé ni cómo explicarlo. Estoy haciendo las cosas que siempre he hecho, salgo, trabajo, hago mis diligencias, todo igual que antes, pero en vez de perder mi tiempo leyendo twitter, o quejándome de que la fila es muy larga o que mi papá ya se tardó conversando, yo estoy leyendo y el tiempo me pasa volando, y así, hay días que no leo en mi “tiempo de lectura” y aún así leí durante el día.

12-16-Stephen-1024x640

En fin, Stephen King, como ya he dicho antes y como ya creo canso a las personas por tanto repetirlo, tuvo un fuerte impacto en mi vida, y estaré eternamente agradecida de que aprecie y valore más éste hermoso hábito gracias a él. Me enseñó a leer y eso no tiene precio.