Paul McCartney

letitbe5

Hoy terminé de leer una biografía de Paul McCartney, así que tengo muchas ganas de hablar de él, no hablaré de la biografía, esa la dejaré para mi post mensual de libros en Mayo. Sólo quiero mencionar algunas cosas sobre Paul.

En primera, para quienes no sepan, soy fan de hueso colorado de los Beatles desde el 2004 (a late bloomer, I’m afraid) y he leído cuanto he podido sobre ellos, desde la biografía oficial de Hunter Davis hasta la Antología, pasando por cuanta biografía encontré sobre John Lennon (contando In His Own Write, escrito e ilustrado por él mismo). Pero nunca había encontrado una sólo sobre McCartney. Hasta que el año pasado paseándome por los pasillos de la librería Gandhi me encontré con un libro negro y la cara de ojos enormes de Paul McCartney en la portada, ¡TENÍA QUE TENERLO! Lo compré inmediatamente, pero tardé en decidirme a leerlo. Leí creo el primer capítulo y lo dejé para después, ya que obvio, ya sabía todo lo que el primer capítulo decía y estaba entusiasmada en otros libros. El ‘después’ llegó por fin, y hace unos días volví a coger mi libro y me dispuse a leerlo hasta el final.

Recordé cosas maravillosas, porque siempre he considerado a los Beatles como mi época feliz. Desde el momento en que me enamoré de ellos después de ver la película de A Hard Day’s Night, ha sido toda una aventura ir aprendiendo, poquito a poco, todos los detalles de su controversial historia. Es casi imposible saber TODO sobre los Beatles, pero presumo de saber mucho de ellos, ya que cuando dije “Quiero saber” no paré nunca. No sólo leí libros, vi DVD’s, visité páginas de internet, foros de mensajes, y un millón de lugares más. Saturé mi cerebro con millones de detalles (que nunca me servirán de nada en la vida) sobre estos cuatro talentosos muchachitos de Liverpool.

Hoy estoy más que catalogada como una McLennon, aunque desde mi infancia proclamé que mi amor era a Lennon (aunque sólo había escuchado Imagine, y no sabía nada de ellos) él me gustaba y él era mi favorito, así que cuando me apunté al Magical Mystery Tour de ser fan de los Beatles, de entrada John era mi favorito y nadie más. Pero después de A Hard Day’s Night, la cara de niño y sonrisa picara de George Harrison se robó mi corazón, así que él fue mi segundo favorito por algún tiempo. De hecho, McCartney me desagradaba un poco, se me hacía pedante y poco atractivo.

Hasta que un día como cualquier otro, me fui a dormir y tuve uno de mis usuales sueños ‘mariguanos’ (como les llamo yo) donde soñé con un Paul McCartney en blanco y negro, con el cual conversé y pasé un rato muy agradable (en mi vívido sueño) y amanecí viéndolo con otra luz, una más agradable. Entonces, comencé a escuchar detenidamente su música de solista, y el resto es historia, me enamoré.

Siempre he pensado, que tanto Lennon como McCartney son mis dos lados (ya que siempre me he llamado bipolar), Lennon es mi lado pesimista, la música a la que recurría cuando andaba con un estado anímico negro, el que drenaba perfectamente mis emociones y frustraciones, “One thing you can’t hide, is when you’re crippled inside.” Era como si lo que él cantaba, era justo lo que yo sentía, ya que hasta sus canciones de amor demostraban ese lado aprehensivo y co-dependiente que yo llegué a vivir cuando estaba un poco más joven. Pero Paul era totalmente lo opuesto, él era todo luz y todo amor, su música era mi lado alegre, positivo, el que creía en las Tontas Canciones de Amor (Silly Love Songs). Cuando lo escuchaba a él (que era muy frecuente) quería decir que estaba feliz, que iba por la vida enamorada del amor y no de alguien más.

No tardé nada en quererlo tanto como quería a John, al punto de que ya nunca pude volver a definir cuál era mi Beatle favorito, ya que ambos lo eran, y así permanecerá. Mi amor por ellos va igual que sus canciones, Lennon/McCartney, juntos.

Tengo recuerdos muy bonitos de la época en la que iba por el mundo con su voz cantándome al oído a través de mis audífonos, si tuviera que elegir un disco favorito sería Chaos And Creation in The Backyard, ya que tengo una historia en particular que me gusta mucho. De ese disco, mi canción favorita era “This Never Happened Before” ya que después del corazón roto, siempre llega quien te lo cure, y después de un tiempo, conocí a un niño que me regresó esa ilusión cursi por el amor (que nunca fue amor, pero sigue siendo un recuerdo bonito) y cuando escuchaba esta canción, no podía no pensar en él, el dueño de mis últimos suspiros. La canción fue parte de la película La Casa del Lago, que casualmente vi con él y cuando sonó, no pude evitar pensar que “era una señal divina.” Era una niña muy cursi, y ahora al ver a atrás sonrío por eso.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=1GtKOfg-nX4%5D

Y aparte de talentoso, también, aunque no lo haya notado al principio, era un hombre muy guapo, así que me encantaba ver sus videos y fotos, especialmente de su etapa tardía con los Beatles, más o menos para Revolver, Sgt. Pepper, Magical Mystery Tour. Mediados de sus veintes, va. Era precioso.

deliciousss
Ya había perdido su cara de niño, su cabello era un poco más largo y revuelto, y eventualmente comenzó a probar con el bello facial que le sentó siempre de maravilla. Lo encontraba simplemente perfecto. Y aunque con su imagen actual no lo encuentre irresistible, es mi viejito lindo y me encanta.

En Mayo se cumplirá el cuarto aniversario de mi primer concierto en vivo de Paul McCartney (espero de todo corazón no sea el único) fue una experiencia sin igual. Al principio brincaba y bailaba como si nada, estaba feliz y eufórica, pero fue hasta que en las pantallas comenzaron a pasar fotos y videos de él y los Beatles cuando estaban chicos y en blanco y negro, que fue que la idea me vibró en la cabeza: ¡ESTÁS VIENDO A PAUL McCARTNEY! Y las inevitables lágrimas comenzaron a brotar. No lo podía creer, lo tenía ahí, en frente de mi, tocando esas canciones legendarias y que seis años atrás habían marcado mi vida. Jamás olvidaré ese día y todo lo que sentí. Él siempre ha sabido hacerme feliz.

Tampoco olvidaré nunca el día que me sorprendió en los Grammys al tocar con la banda de mi vida: Linkin Park

jay_paul

Ese día grité y lloré como una puberta viendo a Justin Bieber. Fue lo máximo para mi, dos de mis grandes amores compartiendo escenario y cantando juntos. Inolvidable.

Las personas que además de escuchar a los Beatles, y se han tomado la molestia de estudiar su historia (porque no es tan simple como sólo saberla) sabrán que John y Paul se consideraban un matrimonio musical, y cuando los Beatles se desintegraron, ellos se divorciaron de dicho matrimonio. Y como en todo matrimonio fallido, los niños no saben si ir con la mamá o con el papá y se crea un conflicto. Yo siempre he estado más del lado de Paul que del lado de John, ya que mucha culpa la tuvo Yoko Ono y DETESTO a Yoko Ono, la cual no existiría en ésta historia si no fuera por culpa de John (aunque eso no hace que lo estime menos). No estoy diciendo que Paul haya sido una inocente palomita, él, al igual que los demás Beatles, era un cabrón ególatra, pero si de injusticias hablamos, se le han hecho muchas a él y ha tenido, hasta la fecha, que luchar contra ellas. En primera, que el apellido de Lennon siempre haya ido delante del suyo. Que haya querido tener al menos Yesterday sólo para él y que Yoko Ono jamás se lo haya permitido. Que no lo apoyaran a la hora de cambiar de manager cuando Brian murió, y todos le hayan dado la espalda al final (ya que él, con toda razón, tuvo que demandarlos). Y después de la muerte de John, cuando lo convirtieron en un mártir, y por lo consecuente, el genio, el brillante, el que creó a los Beatles, quitándole todos los créditos a Paul de lo que se logró gracias a él. No bueno, un rollo interminable. Pero como que comprendo mucho el lado de Paul.

También la relación de John con Yoko se me hizo desde que comencé a aprender sobre ella, muy enfermiza y co-dependiente. Paul y Linda igual eran muy unidos y no iban a ningún lado solos, se dice igual que Paul era muy controlador y nada ni nadie, ni siquiera su esposa, podía opacar su brillo, pero aún así, adoro la pareja que hacían. Otro golpe para Paul el perder a su compañera del alma. Primero fue su mamá, luego John, Mal Evans, su esposa, luego George. Ha sido difícil para el cute Beatle. Pero a diferencia de John, que siempre quiso que las personas lo vieran como un rebelde, él demostró siempre más emociones que Paul, desde la época de los Beatles con canciones como Help! donde luego aceptó que era un grito desesperado, él demostraba y contaba cosas que le hacían daño. Mientras Paul siempre ha sido la eterna cara feliz, el que nunca ha demostrado su lado débil. En un video, después de la muerte de John, lo hacen escuchar Beautiful Boy, y aunque se nota que le afecta, él lo intenta ocultar.

[youtube:http://youtu.be/rss-ZVgZz9g%5D

Antes yo pensaba que era muy rebelde e insensible como John, hasta que me di cuenta que ambos eramos un par de llorones descarados. Ahora en cambio, siento que soy más como Paul, aunque sea capaz de escribir las cosas más emotivas, soy incapaz de demostrar emociones. Ah, sí, casi se me olvidaba, siempre he utilizado a los Beatles como forma de autoanálisis psicológico y no tengo idea por qué.

Pero bueno, creo ya me alargué. El punto es que adoro a éste hombre, el día que decidí escucharlos y convertirme en fan poco a poco, literalmente cambió mi vida. Los cuatro hicieron grandes cambios en mi, y mi Paulito tiene un lugar enorme en mi corazón.

PD: Mi Schnauzer se llama Paul.

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy acertados tus comentarios en cuanto a The Beatles y Paul McCartney. A mi en lo personal siempre me ha molestado un poco eso de que todo lo que Paul o John hacían en The Beatles(Ya sea juntos o por separado) se firmara Lennon/McCartney. Pienso que habría sido mejor poner en primer lugar de los créditos al autor principal de la canción en turno o de plano canciones como YESTERDAY ser adjudicadas a Paul McCartney y JULIA por ejemplo a John Lennon. Eso seria mas justo y objetivo. Gracias

    1. Totalmente de acuerdo, el autor principal debía ir de primero en la firma, pero bueno, lo decidieron a los 18 y 16 años, creo no lo pensaron muy bien y para ese entonces eran muy buenos amigos xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: