Celopatías

tumblr_mo8jh9jeTL1snjit4o1_500Cuenta la leyenda, que yo soy una mujer celosa (cuando la ocasión lo amerita) y la canción de Daniela Romo es mi himno, PERO —siempre hay un pero— muy pocas personas pueden confirmar dicha leyenda. No voy a meterme por los enredados caminos de mis incapacidades comunicativas, pero si a mis ideas con respecto a los celos, una en particular, el implante de ideas.

En Inception, podemos ver a Leonardo DiCaprio hacer todo un embrollo con lo último en tecnología del sueño para implantarle una idea a una persona, yo puedo hacerlo ahora mismo en dos segundos sin tanto circo: “Manzana”. Listo, tienes la imagen de una manzana en tu cerebro, quieras o no. Te implanté una idea, ¡que macabro!. ¿Qué tiene que ver con los celos?, ahora llegaré a ese punto.

Hay personas que son celosas enfermizas, o sea, son celosas sin base, sin hechos y sin pruebas, simplemente se imaginan lo peor de lo peor porque tienen mucho tiempo libre. Si tu novio, querido, amante, o cualquier persona sobre la cual sientas que tienes derechos de reclamar, se comporta como patán y le presta más atención a otra que a ti, y es un cínico coqueto, entonces y sólo entonces —según mi manera de pensar—, adelante, reclama, reclama la atención que crees merecer o reclama su descaro en la coquetería. Pero lo que, según yo, está mal, es reclamar cuando ésta persona no ha hecho NADA.

No diré “Si tu novio” porque hoy en día hay muchas clases de relaciones serias sin título, así que lo dejaré en, “ésa persona”. Si ésa persona tiene a otras personas detrás de sus huesitos, es una idiotez reclamarle a él la atención que recibe de otras personas, él no la está pidiendo, simplemente la recibe. Reclamar está bien —repito, según yo—, sólo cuando él devuelve y corresponde dichas atenciones. Pero esas novias/queridas/amantes que van por la vida armando panchos por que otra volteó a ver a ese susodicho de su propiedad, están implantando ideas, ideas negativas que no quieren que ésa persona tenga.

Supongamos que alguien nos propone que durante un minuto intentemos no pensar en un elefante. No lo conseguiremos porque justamente el no pensar en un elefante hace que el elefante esté presente en nuestra cabeza. Este experimento cognitivo es el fundamento de las ideas y propuestas que se exponen en este libro.
(Review del libro: “Don’t Think Of An Elephant de George Lakoff).

No he leído ese libro (no tiene nada que ver con el tema, pero ese ejemplo concuerda con mis teorías), pero ya había leído sobre el “No pienses en un Elefante” y pensar inmediatamente en él. Cuando vas detrás de ésa persona, insistiendo en lo mucho que Fulana le coquetea, lo mucho que Fulana quiere con él, que Fulana es una ofrecida, si ésa persona no había tenido la idea de tener un desliz con la Fulana, tu ya le implantaste la idea, la posibilidad de ese desliz y lo fácil que sería para él alcanzarlo (al cabo, la Fulana se le tira según tú ¿no?). ¿Logré pintar mi idea?. No todos los hombres andan siempre en modo cacería, existen algunos que aún creen en estar con una persona, quererla y respetarla. Y hay otros que nomás no se creen capaces o no tienen las agallas de ir detrás de otra (llámele falta de autoestima o pocos huevos) pero bueno, eso es bueno. Pero si su novia/querida/amante le envenena el oído con ideas de grandeza a su persona —que otra, que no es ella, está detrás de él— no importa lo pocos huevos que sea, le está dando valor y elevando su ego para ir y conquistar a otra (claro, si no tiene los valores morales de respeto a su pareja).

Es entonces cuando digo, que no hay nada más pendejo que ir celando a tu pareja por toda persona que le respire cerca, esos celos ni son sanos, ni te llevarán a nada. Si no tienes pruebas claras y tangibles de que te está engañando con otra (o con las intenciones de hacerlo) no reclames y lo empujes inconscientemente a hacerlo. No estoy diciendo que seas una papanatas y te quedes de brazos cruzados, si tienes pruebas, si todo indica a que te ponen los cuernos, ¡QUEMA SU CASA!, pero si no es así, tu tranquila, deja que piense que tiene  a la mejor mujer a su lado y no a una loca sofocante.

Yo soy celosa, no soporto que una cualquiera revolotee cerca de ésa persona, pero prefiero destrozarla en mi cerebro antes de implantar una idea que no quiero que pase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: