El Circulo Vicioso

Tengo un serio trauma psicológico con la teoría del “circulo vicioso”. ¿Cuál es esta? Cuando tienes a una persona linda, cariñosa, que te adora y te trata de maravilla, te apoya y te quiere bien y tu nomas no puedes sentir lo mismo, te atrae, le tienes cariño, pero no hay ese ‘algo’ que te vuelva loco por esa persona. El circulo llega cuando tú también eres ese alguien que se desvive por otra persona que no siente lo mismo por ti.

Cuando uno quiere, cuida y se desvive por alguien tiende a quejarse “¿Que no ve lo que siento por él? ¿No se da cuenta que nadie lo tratará ni querrá como yo? ¿No nota lo que hago por él? ¿Por qué no siente lo mismo por mi?”.  Cada que ese tipo de preguntas les cruce por la cabeza, tómense un momento de preguntarse también “¿Por qué no veo lo que Fulanito siente por mi? ¿Por qué no me doy cuenta que nadie más me trata como Fulanito? ¿No noto lo que Fulanito hace por mí? ¿Por qué no siento lo mismo que Fulanito?”. Cuando se respondan esas preguntas, entonces se darán cuenta por qué el Sotanito de sus sueños no puede obligarse a sentir algo que nomas no siente.

La primera vez que me rompieron el corazoncito lo pensé mucho, osea, no me cabía en el cerebro como este ser humano podía ser tan pendejo como para dejar ir a la única persona que lo cuidaría hasta más que su madre. Bueno, me hice tantas veces la pregunta “¿Cómo es posible que no sienta lo mismo por mi?” que eventualmente me pregunté “¿Por qué no siento lo mismo que….?” Y apareció otro Fulanito que si me quería, que hacía de todo por mí, hasta abrazarme mientras lloraba por el —según yo— pendejo que me dejó ir.  No sé por qué no lo quería de esa forma, yo misma reconocía que era ideal para hacer feliz a una niña… a cualquier niña que no fuera yo, porque yo no sentía ‘eso’ por él. Entonces, si yo no era capaz de hacerme sentir algo por alguien que me adoraba, como podía esperar que este otro ser humano un día despertara sintiendo todo lo que yo sentía por él, sólo porque yo le adivinaba los pensamientos y antes de que necesitara algo ya lo tenía. No, cuando ‘eso’ no está, NO ESTÁ.

Pero eso no es todo, también están las preguntas “Si no siente nada por mí ¿Por qué me busca? ¿Por qué me besa?” que no esté perdidamente enamorado de ti, no quiere decir que no le atraigas, o que no se la pase bien contigo, o que no le guste estar contigo, muchas veces hay hasta un cariño de por medio, pero no ese desenfrenado amor. Repito, ¿nunca han estado con alguien que les atrae, les cae de maravilla, pero nomas no los vuelve locos? Pues es igual, hay de todo, menos ese ‘algo’ que los hace perder la cabeza por alguien.  Ese ‘algo’ no siempre se da, y repito, cuando no está, NO ESTÁ y ni forzándolo se dará.

Cuando uno aprende a reconocer esto, se ahorra muchos malos ratos. Si a la primera no vez a esta persona perdiendo la cabeza por ti, no la perderá ni al decimo intento. En vez de seguirle, llorar y desearle un herpes genital a alguien porque no te correspondió sentimentalmente, mejor abre tus ojitos y ve más allá y tal vez te encuentres con alguien que sienta ese ‘algo’ contigo y tú con él y así sean felices para siempre.

Y si alguno de mis amigos lee esto y piensa “Qué hipócrita” explicaré, que aún sabiendo esto —osea, no soy bruta— soy medio aferreitor, es porque a mí me gusta explotar posibilidades y porque yo no siento ese ‘algo’ NUNCA, así que cuando lo siento quiero estar 100% segura de que no está del otro lado para estar tranquila. Pero también sabrán que ni me siento a esperar, ni cierro puertas, mientras no me perjudique, no tiene nada de malo “seguir”.  Pero eso sí, no me sentaré a desearle herpes genital porque al final del décimo intento no funcionó, seguiré mi vida buscando MI felicidad que es la única que me importa. Madurez ante todo. Eso de ponerse el papel de víctima no se me da y no entiendo como hay personas que se aferran más a él que a la persona por la que andan llorando. FATIGA.

También como mencioné, no importa “seguir” mientras no te perjudique en nada, pero si seguir implica estar mal, triste, sufriendo por algo que no se va a dar, no vale la pena y es cuando la retirada con gracia debería ser aplicada. Yo la he aplicado mil veces (pero aclaro que no con varias personas) si afecta, es mejor estar lejos. Uno siempre tiene que ver por uno mismo antes que nada.

Y no sean ojetes, si están viendo que alguien pone ojitos de borrego al verlos, no importa cuánto te pueda atraer esta persona y cuántas ganas le puedas tener, no juegues con los sentimientos honestos de otra persona porque es BAJO. Les aseguro que es mucho más fácil para ustedes ponerse un alto que la persona que esta delirando por besarlos ¿no?.  Quiero creer que no soy la única que piensa así, que una atracción no es más importante que los sentimientos ajenos, prefiero quedarme con las ‘ganas’ que lastimar a alguien.

PD: Y como nos gusta la mala vida, siempre vamos a querer al que no nos quiere o al que no nos trata tan bonito. Y nos cuesta valorar cuando alguien hace algo por nosotros. Ley de vida.

Y ya, ese fue mi debraye de madrugada. Buenas noches.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: